RU­TA DE BE­LLE­ZA

Te con­ta­mos el se­cre­to me­jor guar­da­do por los ex­per­tos: el ma­qui­lla­je que no se no­ta, ese que des­ta­ca lo me­jor de ti y que apues­ta por los to­nos ‘nu­de’, la piel ho­mo­gé­nea y el ros­tro lu­mi­no­so.

AR - - PORTADA - Tex­to: SO­NIA FOR­NIE­LES

Dé­ja­te mi­mar con los nue­vos tra­ta­mien­tos

Apri­me­ra vis­ta, las mo­de­los de Ca­ro­li­na He­rre­ra o las de So­nia Ry­kiel en los des­fi­les pa­ra es­te oto­ño-in­vierno pa­re­cían re­cién le­van­ta­das de la ca­ma. No ha­bía en ellas ni ras­tro de co­lor... Sin em­bar­go, te­nían bue­na ca­ra y es­ta­ban gua­pas. La reali­dad es que se han subido al ca­rro del ma­qui­lla­je in­vi­si­ble, transparente. “Es­ta tem­po­ra­da ese es uno de los pun­tos cla­ve: el mi­ni­ma­lis­mo, uni­do a un gran tra­ba­jo y a los co­no­ci­mien­tos en los avan­ces cos­mé­ti­cos [tex­tu­ras, co­ber­tu­ra...]. Las pie­les se ven na­tu­ra­les y reales, pe­ro de­trás hay un mi­nu­cio­so tra­ba­jo de pre­ci­sión que im­pli­ca apli­car el pro­duc­to apro­pia­do en el lu­gar ade­cua­do”, cuen­ta Mai­te Tu­set, ma­qui­lla­do­ra ofi­cial de Mac. Es una ten­den­cia que sal­ta de la mo­da a la be­lle­za y que re­cu­pe­ra los ros­tros de los años no­ven­ta, lim­pios y sin es­tri­den­cias, co­mo con­tra­pun­to a los ex­ce­sos ochen­te­ros.

Na­da es lo que pa­re­ce

Si en mo­da el con­fort mi­ni­ma­lis­ta se tra­du­ce en abri­gos am­plios, za­pa­ti­llas de de­por­te mul­ti­task y la co­ro­na­ción del pun­to co­mo te­ji­do es­tre­lla, en ma­qui­lla­je ha­blar de na­tu­ra­li­dad es ha­cer­lo de ba­ses flui­das, eye­li­ners in­vi­si­bles y som­bras de ojos tos­ta­das. No hay lí­neas rec­tas, ni cor­tes, ni ros­tros es­cul­pi­dos... Na­da se ve, pe­ro to­do es­tá ahí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.