Björk, esa chi­ca tan ra­ra

AR - - ARTE -

Si lo úni­co que sa­bes de ella es que es la del ves­ti­do del cis­ne, ha lle­ga­do el mo­men­to de des­cu­brir­la. Lan­za nue­vo ál­bum y el MoMa le de­di­ca una ex­po­si­ción.

La is­lan­de­sa que con­quis­tó el mun­do con su voz, su crea­ti­vi­dad y su ha­bi­li­dad pa­ra ex­pe­ri­men­tar ha vuel­to a sus orí­ge­nes mu­si­ca­les con Vul­ni­cu­ra, Un tra­ba­jo que le ha ser­vi­do pa­ra sa­nar su co­ra­zón tras la se­pa­ra­ción en 2013 del ga­lar­do­na­do ar­tis­ta Matt­hew Bar­ney, con el que lle­va­ba 15 años y com­par­te una hi­ja: “Ha si­do la ex­pe­rien­cia más do­lo­ro­sa que ja­más he ex­pe­ri­men­ta­do”, ha afir­ma­do Björk. Y se no­ta, por­que los sen­ti­mien­tos que ha vol­ca­do en su ál­bum son bru­tal­men­te ho­nes­tos y en sus le­tras, be­llí­si­mas, lle­ga a con­fe­sar: “No bo­rres el do­lor, es mi opor­tu­ni­dad de cu­rar­me”, del te­ma Not­get. Un dis­ca­zo que pro­ba­ble­men­te sea uno de los me­jo­res de su ca­rre­ra jun­to a los ex­cep­cio­na­les De­but, Post Ho­mo­ge­nic.

El lan­za­mien­to de su dis­co se ha vis­to arro­pa­do por una ori­gi­nal re­tros­pec­ti­va que se­gu­ro ha­rá que mu­chos fans de­ci­dan ade­lan­tar sus va­ca­cio­nes y pa­sar­las en Nue­va York.

y Y es que el MoMa, que en 2012 ya de­di­có una ex­po­si­ción mu­si­cal a Kraft­werk, ‘los Beatles elec­tró­ni­cos’, la ha con­ver­ti­do en su jo­ya más pre­cia­da has­ta el 7 de ju­nio.

Una ins­ta­la­ción úni­ca

Jun­to a ins­tru­men­tos di­se­ña­dos es­pe­cial­men­te pa­ra su mú­si­ca, un re­la­to bio­grá­fi­co es­cri­to pa­ra la oca­sión, pie­zas fíl­mi­cas, ves­tua­rio, per­for­man­ces, de­co­ra­dos... la ex­po­si­ción del MoMa cuen­ta con una ins­ta­la­ción de ví­deo y so­ni­do he­cha

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.