Edi­to­rial

AR - - SUMARIO -

Por Ana Ro­sa Quin­ta­na.

Qué mes tan cor­to es agos­to. So­lo tie­ne 31 días, que son mu­chí­si­mos pa­ra cual­quier mes la­bo­ra­ble, pe­ro se pa­sa vo­lan­do pa­ra los es­tu­dian­tes y los que tie­nen la suer­te de dis­fru­tar de un mes de va­ca­cio­nes.

Ha­ce na­da qui­tá­ba­mos los ador­nos de Na­vi­dad y es­pe­rá­ba­mos co­mo agua de ma­yo el buen tiem­po. No quie­ro que el ve­rano se con­su­ma y em­pie­ce un nue­vo año, por­que el año em­pie­za en sep­tiem­bre y ca­da vez co­rre to­do más rá­pi­do, con la sen­sa­ción de vér­ti­go de que no hay tiem­po de co­no­cer to­do lo que quie­res, de leer los li­bros pen­dien­tes, de de­jar co­rrer la tar­de de char­la con las ami­gas, sin pri­sa, sin re­loj.

No quie­ro de­jar de dis­fru­tar de los hi­jos que cre­cen por mi­nu­tos, se van ha­cien­do au­tó­no­mos, no quie­ren que los be­ses de­lan­te de sus com­pa­ñe­ros. Em­pie­za la ver­güen­za y aca­ba la es­pon­ta­nei­dad.

No quie­ro que se aca­ben las lar­gas so­bre­me­sas y las ma­ña­nas de pe­re­za y desa­yuno en fa­mi­lia, los pa­seos, los ba­ños y los he­la­dos de me­dia tar­de. No quie­ro de­jar de dar­les cre­ma pro­tec­to­ra y cui­dar que lle­ven la go­rra. Quie­ro que to­das las no­ches sean de lu­na lle­na y ce­nar al ai­re li­bre y no te­ner ho­ra pa­ra ir a dor­mir, y oler a mar y a piel hú­me­da y amar sin ho­ra.

Y cuan­do cae la tar­de Romeo, Fe­li­pe, Po­lo y Ro­lling me lle­van de pa­seo, des­pa­cio, ju­gan­do a mi la­do, con ese amor in­con­di­cio­nal y esa emo­cio­nan­te fi­de­li­dad. Ca­da uno con su per­so­na­li­dad: Ro­lling, ner­vio­so y ju­gue­tón; Fe­li­pe, pa­cho­rro e in­de­pen­dien­te, pe­ro tan ca­ri­ño­so co­mo gran­du­llón; Po­lo, ce­lo­so y avis­pa­do, siem­pre en to­das par­tes, y Romeo, sabio y hu­mano. Son par­te de nues­tra fa­mi­lia y ca­da uno ha ele­gi­do a aquel de no­so­tros con el que tie­ne más afi­ni­dad.

Co­mo veis so­mos una am­plia fa­mi­lia a la que ha lle­ga­do el chi­qui­tín Trots­ki, más ur­bano y mi­ma­do, un au­ten­ti­co guar­dián de me­nos de un ki­lo.

So­lo un pe­que­ño de­ta­lle es­tro­pea es­ta vi­da idí­li­ca: ese gu­sa­ni­llo que em­pie­za a ha­cer cos­qui­llas los úl­ti­mos días y es­tá ham­brien­to de no­ti­cias y de ac­ti­vi­dad.

Fe­li­ces va­ca­cio­nes.

“Juan con Romeo

que en una ima­gen

me en­can­ta”

“Romeo y Ro­lling

dis­fru­tan de una tar­de

de sol”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.