TRI­PLE A: adop­ta, aco­ge, apa­dri­na

AR - - 100 % -

Des­afor tu­na­da­men­te, los da­tos de aban­dono de ani­ma­les no de­jan bien pa­ra­da a Es­pa­ña: has­ta 150.000 ca­sos cuan­ti­fi­ca­dos al año. Con es­tas ci­fras so­bre la me­sa es más que ne­ce­sa­rio re­plan­tear las ba­ses y fo­men­tar otras vías res­pon­sa­bles co­mo la adop­ción. De­ci­dir te­ner una mas­co­ta no de­be­ría es­tar mo­ti­va­do por un pe­di­grí. Aso­cia­cio­nes pro­tec­to­ras de ani­ma­les co­mo AXLA (Amig@s X Los Ani­ma­les) se de­jan la piel pa­ra dar una se­gun­da opor tu­ni­dad a ca­da ejem­plar res­ca­ta­do del mal­tra­to. Los po­cos re­cur­sos con los que cuen­tan ha­cen que ca­da día sea una prue­ba: “Lu­cha­mos muy du­ro pa­ra dar­les una nue­va vi­da”, afir­ma Le­ti­cia Re­yes, pre­si­den­ta de la aso­cia­ción. Ade­más de la adop­ción, apa­dri­nar o aco­ger ani­ma­les sin ho­gar son otras for­mas de ayu­dar igual de va­lio­sas. Con la pri­me­ra, co­la­bo­ras en su ma­nu­ten­ción ha­cien­do po­si­ble que se pue­dan aten­der más ca­sos. Con la aco­gi­da, das al ani­mal la opor tu­ni­dad de cre­cer en un ho­gar has­ta en­con­trar su fa­mi­lia de­fi­ni­ti­va. Son ma­ne­ras di­fe­ren­tes de abrir tu co­ra­zón a ani­ma­les a los que, de for­ma in­jus­ta, un día se les ne­gó la opor tu­ni­dad de ser fe­li­ces. ax­la­ma­drid.org

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.