LOS GRAN­DES OL­VI­DA­DOS LOS LA­BIOS:

AR - - EN PORTADA -

Nos he­mos em­ba­dur­na­do el cuer­po en­te­ro con nues­tro fo­to­pro­tec­tor, pres­tan­do ade­más es­pe­cial aten­ción al ros­tro. ¡Ya es­ta­mos lis­tas pa­ra ir a la pla­ya! Sin em­bar­go, mu­chas ve­ces nos ol­vi­da­mos de los la­bios, que son es­pe­cial­men­te sen­si­bles al sol ya que su piel es muy fi­na y con­tie­ne me­nos me­la­ni­na.

El ries­go no es­tá so­lo en su­frir las do­lo­ro­sas que­ma­du­ras la­bia­les o la incómoda y an­ties­té­ti­ca des­ca­ma­ción por se­que­dad: la ra­dia­ción so­lar pue­de ac­ti­var tam­bién los te­mi­dos her­pes la­bia­les que aguar­dan dor­mi­dos en nues­tros la­bios es­pe­ran­do su opor­tu­ni­dad.

A la ho­ra de com­prar pro­tec­to­res o bál­sa­mos la­bia­les es fun­da­men­tal que con­ten­gan un SPF mí­ni­mo de 15, co­mo con SPF 50+, de La Ro­che Po­say. Es muy im­por­tan­te evi­tar el uso de brillos y si va­mos a ex­po­ner­nos al sol, ya que pue­den po­ten­ciar la ra­dia­ción con el te­mi­do efec­to lu­pa y oca­sio­nar que­ma­du­ras.

Pa­ra ter­mi­nar, des­pués de to­mar el sol en la pla­ya o la pis­ci­na, una bue­na ma­ne­ra de hi­dra­tar y evi­tar irri­ta­cio­nes en los la­bios es apli­car acei­te de oli­va en ca­sa y de­jar­lo ac­tuar du­ran­te unos mi­nu­tos.

Ant­he­lios XL Stick la­bial,

gloss

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.