MA­RA MATEY, DE­CO­RA­DO­RA “Hay que per­der el mie­do al co­lor”

AR - - DECO -

El nom­bre de es­ta de­co­ra­do­ra es­tá de­trás de es­ce­na­rios tan re­co­no­ci­bles co­mo los de las pe­lí­cu­las de Pedro Al­mo­dó­var, o de Agus­tín Díaz Ya­nes. En el tea­tro, ha crea­do es­ce­no­gra­fías pa­ra di­rec­to­res co­mo Jai­me Mar­to­rell, Jo­sé Ta­ma­yo o Luis Araú­jo. Tam­bién ha par­ti­ci­pa­do en anun­cios de te­le­vi­sión pa­ra Ar­ma­ni Jeans o Ni­ke, y co­la­bo­ra con va­rias agen­cias de pu­bli­ci­dad.

¿Cuál es la cla­ve pa­ra com­bi­nar los co­lo­res a la ho­ra de de­co­rar un es­pa­cio? ¿Có­mo lo ha­ces tú?

Yo me guío bas­tan­te por la in­tui­ción. En ge­ne­ral me gus­ta mez­clar to­do ti­po de co­lo­res y ju­gar con las to­na­li­da­des. Tam­bién re­sul­tan agra­da­bles los co­lo­res opues­tos: ro­jo y ver­de, ama­ri­llo y vio­le­ta...

¿Qué po­de­mos ha­cer pa­ra apor­tar co­lor a una ca­sa ya de­co­ra­da?

Se pue­den aña­dir tex­ti­les en for­ma de co­ji­nes, col­chas, cor­ti­nas... pe­ro hay que te­ner cui­da­do pa­ra no in­ten­tar com­bi­nar­lo to­do.

¿Cuá­les son esos to­nos que nun­ca pa­san de mo­da y son más

fá­ci­les de coor­di­nar?

To­do pa­sa de mo­da y to­do vuel­ve a es­tar­lo. Los to­nos cla­ros y cá­li­dos son una bue­na ba­se pa­ra sal­pi­car­los con ob­je­tos con co­lor.

¿Có­mo se crea un am­bien­te di­ver­ti­do sin abu­sar del co­lor?

Sue­le fun­cio­nar bien una ba­se neu­tra sal­pi­ca­da de ob­je­tos de co­lor y al­ter­nar zo­nas des­pe­ja­das con otras más re­car­ga­das.

¿Qué ti­pos de es­tam­pa­dos son una apues­ta se­gu­ra?

Se­gu­ro y pa­ra siem­pre no hay na­da: com­bi­nar sin mie­do, ob­ser­var y si fa­lla... aña­dir más.

Vol­ver, So­lo quie­ro ca­mi­nar,

¿Una mez­cla que nun­ca te atre­ve­rías a ha­cer?

Co­lo­res pri­ma­rios [ama­ri­llo, ro­jo y azul] ni en li­sos ni en es­tam­pa­dos.

¿Qué no de­be fal­tar en una es­tan­cia bien de­co­ra­da?

Pla­ni­fi­car bien la ilu­mi­na­ción es muy im­por­tan­te.

Di­me tru­cos pa­ra que una ha­bi­ta­ción pa­rez­ca más lu­mi­no­sa.

Blan­co ma­ti­za­do o ro­to, sal­pi­ca­do de ob­je­tos con co­lor y una ilu­mi­na­ción in­di­rec­ta con va­rios pun­tos de luz repartidos por to­do el es­pa­cio.

¿Es cier­to que los to­nos cla­ros dan am­pli­tud y los os­cu­ros la re­du­cen?

Los cla­ros re­fle­jan más la luz, mien­tras que los os­cu­ros siem­pre se im­po­nen en el es­pa­cio.

¿Có­mo le da­rías una se­gun­da opor­tu­ni­dad a un mue­ble an­ti­guo?

To­do tie­ne una se­gun­da opor­tu­ni­dad y con pa­cien­cia ca­si siem­pre se lle­ga a al­go in­tere­san­te. De­pen­de de la uti­li­dad que le quie­ras dar.

Las cla­ves pa­ra re­no­var la de­co­ra­ción de una ca­sa son...

Mi­rar, pen­sar y no te­ner mie­do.

“Pa­ra que una ha­bi­ta­ción pa­rez­ca más lu­mi­no­sa re­co­mien­do el blan­co ma­ti­za­do sal­pi­ca­do de ob­je­tos con co­lor”.

“Cual­quier mue­ble an­ti­guo tie­ne una se­gun­da opor­tu­ni­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.