Los de­be­res del ve­rano

AR - - REFLEXIÓN -

Por la ma­ña­na, cuan­do va­yas

fí­ja­te en el re­fle­jo del sol en el agua, pien­sa en lo que más te gus­te en la vi­da y sién­te­te fe­liz.

la pla­ya,

apren­di­dos

Lee to­do lo que pue­das.

es­cri­bir un dia­rio

ca­mi­nan­do por

In­ten­ta usar to­dos los

es­te año: cuan­tas más co­sas di­gas, más co­sas pue­das ima­gi­nar y más co­sas pue­das pen­sar, más li­bre te sen­ti­rás.

Pe­ro no por­que tie­nes que ha­cer­lo. Lee por­que el ve­rano ins­pi­ra sue­ños y aven­tu­ras y le­yen­do te sen­ti­rás co­mo las go­lon­dri­nas al vue­lo. Lee por­que es la me­jor for­ma de re­be­lión que tie­nes. (Si que­réis una lec­tu­ra su­ge­ri­da, pre­gun­tad­me.)

bus­ca las si­tua­cio­nes y la bue­na com­pa­ñía de los ami­gos que te en­ri­quez­can, que te en­tien­dan y que te apre­cien por lo que eres.

Si te sien­tes tris­te o asus­ta­do, no te preo­cu­pes: el ve­rano, co­mo to­das las co­sas ma­ra­vi­llo­sas, nos pue­de dar al­gún que otro pro­ble­ma.

don­de plas­mes tus sen­ti­mien­tos (en sep­tiem­bre, si te ape­te­ce, lo lee­mos jun­tos).

En la pis­ta de bai­le o en tu ha­bi­ta­ción. El ve­rano es un fes­ti­val y se­ría ab­sur­do no for­mar par­te de él.

Al me­nos una vez en tu vi­da tie­nes que

de un nue­vo día. Per­ma­ne­ce en si­len­cio y res­pi­ra. Cie­rra los ojos y sién­te­te agra­de­ci­do.

nue­vos tér­mi­nos

Evi­ta to­das las co­sas, si­tua­cio­nes y per­so­nas que te in­flu­yan ne­ga­ti­va­men­te:

Bai­la. Quí­ta­te la ver­güen­za.

In­ten­ta

ver el

ama­ne­cer

nal

Sé ale­gre co­mo el sol

edu­ca­do y ama­ble.

Sé bueno.

de­por­te.

Haz un mon­tón de

Si en­cuen­tras a una per­so­na que te gus­ta mu­cho, No im­por­ta si él o ella ter­mi­na por no en­ten­der­te. Si no lo ha­ce es que él o ella no iba a for­mar par­te de tu des­tino. De lo con­tra­rio, el ve­rano 2015 se­rá la gran opor­tu­ni­dad pa­ra ca­mi­nar jun­tos. (Si es­to sa­le mal, vuel­ve al pa­so 8.)

dí­se­lo con to­tal sin­ce­ri­dad.

Re­cuer­da los apun­tes

el mar.

de nues­tras cla­ses.

e in­do­ma­ble co­mo

No di­gas pa­la­bras mal­so­nan­tes y

có­mo pue­de y de­be ser tu vi­da.

sé siem­pre

Si vas a ver pe­lí­cu­las, haz­lo en pa­ra me­jo­rar tus ha­bi­li­da­des lin­güís­ti­cas y tu ca­pa­ci­dad de so­ñar. No de­jes que la pe­lí­cu­la aca­be con los cré­di­tos; re­ví­ve­la mien­tras du­re el ve­rano.

ver­sión ori­gi-

Du­ran­te el día o en la no­che,

Mien­tras du­re el ve­rano, reúne to­da la fuer­za que ne­ce­si­tes pa­ra no re­nun­ciar a eso que quie­res y haz to­do lo po­si­ble pa­ra per­se­guir ese sue­ño.

sue­ña con

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.