LOS BE­NE­FI­CIOS DE DAR EL PE­CHO

AR - - TENDENCIA -

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­da lac­tan­cia ma­ter­na ex­clu­si­va has­ta que el be­bé cum­pla seis me­ses (a par­tir de en­ton­ces, se in­tro­du­ci­rá pro­gre­si­va­men­te la ali­men­ta­ción com­ple­men­ta­ria, que de­be ser eso, com­ple­men­ta­ria), y se­guir has­ta los dos años o más. ¿Por qué esas di­rec­tri­ces?

1 Más de­fen­sas pa­ra el be­bé. La Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Pe­dia­tría de­fien­de la lac­tan­cia ma­ter­na co­mo el me­jor ali­men­to pa­ra el be­bé. Des­ta­ca que los be­bés que to­man pe­cho tie­nen un sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co más fuer­te y, por lo tan­to, co­rren me­nos ries­gos de pa­de­cer cier­tas in­fec­cio­nes res­pi­ra­to­rias, uri­na­rias e, in­clu­so, dia­rrea u oti­tis. Tam­bién pre­sen­tan una me­nor in­ci­den­cia de aler­gias y as­ma, tie­nen tres ve­ces me­nos pro­ba­bi­li­da­des de ser obe­sos y un ma­yor coe­fi­cien­te in­te­lec­tual.

2 Pro­tec­ción pa­ra la ma­dre. Se­gún Uni­cef, dar el pe­cho es una pro­tec­ción pa­ra cier­tas pa­to­lo­gías, co­mo os­teo­po­ro­sis, dia­be­tes, cán­cer de ova­rios y de ma­ma. Ade­más, es una gran ayu­da pa­ra per­der el pe­so ga­na­do du­ran­te el em­ba­ra­zo: dar de ma­mar su­po­ne per­der unas 500 ca­lo­rías dia­rias.

3 Un víncu­lo pa­ra to­da la vi­da. Ama­man­tar es un mo­men­to ín­ti­mo muy es­pe­cial que re­fuer­za el víncu­lo afec­ti­vo en­tre ma­dre y be­bé y, pa­sa­dos los pri­me­ros mo­men­tos, les pro­por­cio­na sa­tis­fac­ción.

4 Una ga­ran­tía de su­per­vi­ven­cia. Un es­tu­dio de Uni­cef con­clu­ye que la lac­tan­cia ma­ter­na es la me­jor in­ter­ven­ción pre­ven­ti­va po­si­ble pa­ra la su­per­vi­ven­cia in­fan­til en paí­ses en vías de de­sa­rro­llo. En esos paí­ses, evi­ta 1,4 mi­llo­nes de muer­tes anua­les en me­no­res de cin­co años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.