LI­CIA RON­ZU­LLI, UNA INS­TI­TU­CIÓN

AR - - TENDENCIA -

En 2010, y pa­ra asom­bro de mu­chos, Li­cia Ron­zu­lli, del par­ti­do Pue­blo de la Li­ber­tad, de Sil­vio Ber­lus­co­ni, de­ci­dió lle­var­se al tra­ba­jo a su hi­ja Vic­to­ria, aun­que ese ‘tra­ba­jo’ fue­ra una reunión del Par­la­men­to Eu­ro­peo. Lo hi­zo por pri­me­ra vez cuan­do la ni­ña te­nía po­cas se­ma­nas de vi­da y lo ha re­pe­ti­do en va­rias oca­sio­nes. La po­lí­ti­ca ita­lia­na ha pe­di­do reite­ra­da­men­te al Par­la­men­to que tra­ba­je pa­ra me­jo­rar la con­ci­lia­ción, y da la ca­ra por ello: “Quie­ro ser un sím­bo­lo, con mi hi­ja Vic­to­ria, y pien­so en to­das las mu­je­res que no pue­den con­ci­liar su vi­da pro­fe­sio­nal y fa­mi­liar”. Li­cia es se­gu­ra­men­te la ca­ra reivin­di­ca­ti­va más co­no­ci­da, pe­ro no la úni­ca. Un po­co an­tes que ella, la da­ne­sa Han­ne Dahl tam­bién acu­dió al Par­la­men­to con su hi­ja Gaia. En Es­pa­ña, va­rias par­la­men­ta­rias han acu­di­do con sus be­bés y han da­do el pe­cho en ins­ta­la­cio­nes acon­di­cio­na­das del he­mi­ci­clo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.