DIE­TA SIN AZÚ­CAR

AR - - NUTRICIÓN -

diós al azú­car blan­co, al pan, la pas­ta y el arroz re­fi­na­dos. ¿La ra­zón? El or­ga­nis­mo uti­li­za glu­co­sa pa­ra con­se­guir ener­gía, y la ob­tie­ne de fru­tas, ver­du­ras y ce­rea­les in­te­gra­les (pas­ta, arroz, trigo, ave­na): si con­su­mi­mos de más, co­mo ocu­rri­ría si nos pa­sá­ra­mos con el azú­car o los re­fi­na­dos, el ex­ce­so se trans­for­ma­ría en gra­sa. Ya lo di­jo la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud el año pa­sa­do: no más de seis cu­cha­ri­llas de azú­car al día; sin em­bar­go, el

Ade la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Cardiología di­ce que los es­pa­ño­les to­ma­mos cua­tro ve­ces más. Por suer­te, la ma­yo­ría de las die­tas ‘sin azú­car’ per­mi­ten to­mar fru­ta, ex­cep­to las más ta­jan­tes. Eso sí, ojo al plá­tano, la chi­ri­mo­lla o los hi­gos, por­que son muy dul­ces. Gwy­neth Pal­trow y Eva Lon­go­ria ase­gu­ran te­ner más ener­gía des­de que si­guen es­te plan.

Lo ex­pli­ca cla­ra­men­te Su­sa­na Castañeda, na­tu­ró­pa­ta del gru­po Health Ca­re Castañeda: “El azú­car apor­ta so­lo ca­lo­rías va­cías. Se con­vier­te en glu­co­sa, que es ab­sor­bi­da por la san­gre y aun­que nos man­tie­ne ani­ma­dos mien­tras sube, nos de­ja por los sue­los cuan­do ba­ja, lo que des­equi­li­bra el sis­te­ma en­do­crino y ago­ta los mi­ne­ra­les. Y, por su­pues­to, en­gor­da, por­que se trans­for­ma en gra­sa”.

No hay que lle­var es­te mé­to­do al ex­tre­mo y re­cha­zar la fru­ta, fuen­te in­dis­pen­sa­ble de vi­ta­mi­nas y an­ti­oxi­dan­tes. Hay que ha­cer­la con ca­be­za, co­mo Da­vi­na McCall, pre­sen­ta­do­ra ame­ri­ca­na y adic­ta con­fe­sa al azú­car. Ella de­ci­dió erra­di­car­lo de su vi­da y con­tar su ex­pe­rien­cia en un li­bro:

Ex­pli­ca có­mo, ade­más de adel­ga­zar, se sien­te me­jor por den­tro, tie­ne más ener­gía y es más fe­liz tras li­be­rar­se de lo que ella lla­ma el ‘dul­ce ve­neno’.

Es­tu­dio de nu­tri­ción y ries­go car­dio­vas­cu­lar

li­bres de azú­car.

Por­ta­da del li­bro de Da­vi­na McCall.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.