SU­PER­ALI­MEN­TOS

AR - - NUTRICIÓN -

o es sim­ple­men­te una die­ta pa­ra adel­ga­zar, sino pa­ra sen­tir­se sa­na y con ener­gía. ¿La ba­se? Pro­duc­tos con gran can­ti­dad de nu­trien­tes en to­dos los me­nús, co­mo ha­ce Mi­ran­da Kerr. Ali­men­tos que, ade­más, pre­ser­van la sa­lud, co­mo di­cen des­de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de En­do­cri­no­lo­gía y Nu­tri­ción. Y ¿qué en­con­tra­re­mos en el pla­to? Jun­to a los su­per­ali­men­tos de mo­da, co­mo las se­mi­llas de qui­noa, chía, al­ga Kelp o es­pi­ru­li­na, es­tán los de to­da la vi­da: acei­te de oli­va, sal­món, nue­ces o bró­co­li. Se to­man co­ci­na­dos, pe­ro tam­bién ex­pri­mi­dos en zu­mos. En EE.UU., los ba­res de col ri­za­da, en los que so­lo sir­ven li­cua­dos con es­te ve­ge­tal, se han pues­to muy de mo­da: “Al es­tar re­cién ex­pri­mi­dos con­ser­van sus nu­trien­tes”, di­ce la doc­to­ra Pau­la Ros­so, del Cen­tro Mé­di­co La­jo Pla­za.

Ncon ba­yas.

“Por­que nos apor­ta más vi­ta­mi­nas, an­ti­oxi­dan­tes y mi­ne­ra­les que otras die­tas, y eso be­ne­fi­cia el fun­cio­na­mien­to cor­po­ral y men­tal, y, lo que es más im­por­tan­te, pre­vie­ne las en­fer­me­da­des”, de­fien­de Ros­so. Las se­mi­llas de chía tie­nen ome­gas; la es­pi­ru­li­na, pro­teí­nas; el açai fa­vo­re­ce la di­ges­tión; el al­ga Kelp con­tie­ne mu­cho cal­cio, los ve­ge­ta­les ver­des eli­mi­nan to­xi­nas, y el bró­co­li es uno de los ma­yo­res an­ti­oxi­dan­tes.

En­con­trar es­tos pro­duc­tos no siem­pre es fá­cil, así que po­de­mos cen­trar­nos en los tra­di­cio­na­les men­cio­na­dos, que son más ac­ce­si­bles. Pau­la Ros­so aña­de que “no hay que li­mi­tar­se úni­ca­men­te a los su­per­ali­men­tos, sino in­cluir­los en una die­ta equi­li­bra­da. Así evi­ta­re­mos caer en la or­to­re­xia u ob­se­sión por la co­mi­da sa­lu­da­ble”.

Mi­ran­da Kerr

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.