Hi­per­ten­sión a ra­ya

El con­trol de los ni­ve­les al­tos de ten­sión es­tá en tus ma­nos. Es­te pro­ble­ma es la prin­ci­pal cau­sa de los ac­ci­den­tes car­dio­vas­cu­la­res –in­far­tos ce­re­bra­les o car­día­cos–.Y es que, dos de ca­da tres hi­per­ten­sos no se con­tro­la. ¡Che­quea tu ten­sión!

AR - - OMRON& -

La hi­per­ten­sión no due­le y, ha­bi­tual­men­te, no pro­vo­ca sín­to­mas. Por eso es im­por­tan­te con­tro­lar­la en ca­sa, por­que cuan­do de­bu­ta lo ha­ce sin pre­vio avi­so y pue­de afec­tar, se­ria­men­te, a nues­tro or­ga­nis­mo. Y si te­ner un au­to­con­trol pe­rió­di­co en ca­sa es vi­tal pa­ra una per­so­na sa­na, pa­ra aque­lla que ya pa­de­ce hi­per­ten­sión es cla­ve, pues ayu­da a re­du­cir su ries­go car­dio­vas­cu­lar. Ten en cuen­ta que vi­vir con la ten­sión al­ta es la prin­ci­pal cau­sa de los ac­ci­den­tes car­dio­vas­cu­la­res, y es un im­por­tan­te fac­tor de ries­go de múl­ti­ples pa­to­lo­gías, co­mo la ar­te­rios­cle­ro­sis o la in­su­fi­cien­cia re­nal. Ade­más, se­gún los es­pe­cia­lis­tas, las mu­je­res han de ser aún más cui­da­do­sas con su ten­sión, pues se ven es­pe­cial­men­te afec­ta­das por epi­so­dios de hi­per­ten­sión du­ran­te el em­ba­ra­zo y en la épo­ca de la me­no­pau­sia.

La información es vi­tal

Tie­nes que acos­tum­brar­te a me­dir­la al me­nos una vez a la se­ma­na y los mis­mos es­pe­cia­lis­tas re­co­mien­dan que las per­so­nas la che­queen en su ca­sa. Pa­ra ello exis­ten ten­sió­me­tros que tie­nen una pre­ci­sión y una ca­li­dad du­ra­de­ra y 100 % fia­ble.

Pa­ra que te sien­tas más se­gu­ra a la ho­ra de con­tro­lar tus ni­ve­les, te con­ta­mos los con­se­jos de los ex­per­tos pa­ra me­dir­la co­rrec­ta­men­te: 1• Uti­li­za un ten­sió­me­tro clí­ni­ca­men­te va­li­da­do, co­mo los ten­sió­me­tros OM­RON. 2• Eli­ge un día de la se­ma­na fi­jo pa­ra to­mar­te siem­pre la ten­sión. 3• Tie­nes que ha­cer­lo tres ve­ces se­gui­das por la ma­ña­na (pa­ra com­pa­rar re­sul­ta­dos), an­tes de desa­yu­nar; y otras tres por la no­che, an­tes de ce­nar. 4• No co­mas, be­bas, fu­mes ni ha­gas es­fuer­zos fí­si­cos in­ten­sos du­ran­te la me­dia ho­ra an­tes de la me­di­ción. 5• Cin­co mi­nu­tos an­tes de me­dir­la, in­ten­ta ha­cer pis y re­po­sa en un am­bien­te tran­qui­lo. 6• Cuan­do te la es­tés con­tro­lan­do, sién­ta­te o re­cués­ta­te con la es­pal­da apo­ya­da, sin cru­zar las pier­nas y sin que la ro­pa te opri­ma el bra­zo. 7• Si tu ten­sió­me­tro es de bra­zo, co­lo­ca el bra­za­le­te dos o tres cen­tí­me­tros por en­ci­ma de la fle­xu­ra del co­do. Si es de mu­ñe­ca, le­van­ta el bra­zo de for­ma que la mu­ñe­que­ra es­té a la al­tu­ra del co­ra­zón. 8• No ha­bles cuan­do te es­tés con­tro­lan­do la ten­sión o los ni­ve­les no se­rán ajus­ta­dos a la reali­dad. Y, so­bre to­do, ten cla­ro que es tu mé­di­co quien de­be va­lo­rar los re­sul­ta­dos, y que pa­ra man­te­ner la ten­sión en sus ni­ve­les, to­dos los es­pe­cia­lis­tas es­tán de acuer­do en que lle­var una die­ta sa­na, con po­ca pre­sen­cia de so­dio y be­bi­das al­cohó­li­cas, evi­tar el es­trés o la an­sie­dad y ca­mi­nar me­dia ho­ra al día es fun­da­men­tal y muy efi­caz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.