Des­de la cum­bre

Ha lle­ga­do a lo más al­to de su ca­rre­ra gra­cias a la se­rie ‘Hou­se of Cards’. A sus 49 años, y fe­liz con su vi­da, le llue­ven sus me­jo­res pa­pe­les.

AR - - CINE -

Su éxi­to pro­fe­sio­nal en te­le­vi­sión co­mo la ele­gan­tí­si­ma, in­te­li­gen­te y fría mu­jer de un po­lí­ti­co en Hou­se of Cards ha lle­va­do a la ac­triz a lo más al­to, y no lo de­ci­mos so­lo por­que es­te mes es­tre­ne la pe­lí­cu­la Eve­rest, ba­sa­da en la tra­ge­dia que aca­bó con la vi­da de ocho es­ca­la­do­res en 1996.

Ella mis­ma con­fie­sa que es­tá en su me­jor mo­men­to. Se­pa­ra­da de Sean Penn, de quien ja­más ha­bla en los me­dios, afir­ma sen­tir­se más desea­da que nun­ca gra­cias a su nue­vo amor: el ac­tor Ben Fos­ter, 15 años más jo­ven y ex de la hi­ja de Lenny Kra­vitz, Zoe. De él co­men­ta di­ver­ti­da que es “su co­mi­da favorita”.

Pa­re­ce que la ac­triz ha da­do con la ecua­ción per­fec­ta: su ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal de 30 años, su­ma­da a un fí­si­co en­vi­dia­ble y a una ca­rre­ra al al­za, ha­ce que se sien­ta más se­gu­ra que nun­ca. Y es que aun­que pa­ra mu­chos siem­pre se­rá La prin­ce­sa pro­me­ti­da o la ama­da Jenny de Fo­rrest Gump (e in­clu­so la jo­ven­cí­si­ma Kelly Cap­well de la se­rie San­ta Bárbara), son mu­cho más in­tere­san­tes sus úl­ti­mos tra­ba­jos. Su in­ter­pre­ta­ción en La cons­pi­ra­ción, ba­jo la ba­tu­ta de Ro­bert Red­ford, es de Ós­car, aun­que aún no ten­ga uno. Y su pa­pel en la pre­cio­sa Nue­ve vi­das es con­mo­ve­dor.

Por si to­do es­to no fue­ra su­fi­cien­te, co­mo ma­dre tie­ne aho­ra un mo­ti­vo de or­gu­llo más: su hi­ja Dy­lan Penn, una be­lla mo­de­lo que se ha con­ver­ti­do en una de las it girls de mo­da. Tie­ne a quien pa­re­cer­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.