Pa­tri­cia Ar­quet­te, Os­car pe­león

AR - - 100 % AR -

LA CAM­PA­ÑA DE EM­MA WAT­SON

#HeFo­rShe PRE­TEN­DE ATRAER A LOS HOM­BRES EN LA DE­FEN­SA

DE LA IN­TE­GRI­DAD el fe­mi­nis­mo no es si­nó­ni­mo de odio al gé­ne­ro mas­cu­lino, has­ta la in­co­mo­di­dad que sus­ci­ta la pro­pia pa­la­bra; la im­por­tan­cia del la­do ‘fe­me­nino’ del hom­bre o la ne­ce­si­dad de que ellos pue­dan mos­trar sus sen­ti­mien­tos igual que las mu­je­res sin ser con­si­de­ra­dos me­nos ‘ma­chos’. Un nue­vo con­cep­to fe­mi­nis­ta en el que tan­to los hom­bres co­mo las mu­je­res es­tán en el mis­mo plano, por­que re­sal­ta la in­te­gri­dad de ca­da in­di­vi­duo, mu­cho más allá de su con­di­ción se­xual.

Es­te dis­cur­so fue la car­ta de pre­sen­ta­ción de la cam­pa­ña HeFo­rShe (‘él por ella’) de Em­ma Wat­son, con la que se pre­ten­de que los hom­bres sean au­tén­ti­cos vehícu­los de la lu­cha por la igual­dad de gé­ne­ro. Pa­ra vi­si­bi­li­zar­lo, na­da me­jor que un clá­si­co: las ca­mi­se­tas con men­sa­je, tan­to pa­ra ellos co­mo pa­ra los pe­ques de la ca­sa, que pue­den pre­su­mir de que su pa­pá es un HeFo­rShe por me­nos de 15 eu­ros (en Ama­zon).

Den­tro de es­ta cam­pa­ña se en­mar­ca Im­pact 10x10x10, un pro­yec­to pi­lo­to que pre­ten­de in­vo­lu­crar a diez go­bier­nos, diez gran­des em­pre­sas y diez uni­ver­si­da­des pun­te­ras pa­ra que pon­gan en mar­cha ac­cio­nes con­cre­tas que desem­bo­quen en una igual­dad de gé­ne­ro efec­ti­va. El pre­si­den­te de Sie­rra Leo­na, los pri­me­ros La me­jor ac­triz se­cun­da­ria 2015 apro­ve­chó su mi­nu­to de glo­ria en su pri­mer Os­car pa­ra es­po­lear­nos: “He­mos lu­cha­do por los de­re­chos de to­dos los de­más. Ya es ho­ra de que ten­ga­mos el mis­mo sa­la­rio y los mis­mos de­re­chos”. Así pu­so en la agenda un se­cre­to a voces: las enor­mes di­fe­ren­cias de sa­la­rio en la in­dus­tria de un país aban­de­ra­do de la igual­dad... pe­ro po­co prac­ti­can­te de su dis­cur­so. mi­nis­tros de Suecia o Paí­ses Ba­jos y los di­rec­ti­vos de mul­ti­na­cio­na­les co­mo Uni­le­ver, Pri­ce­wa­ter­hou­seCoo­pers o Tup­per­wa­re ya se han su­ma­do a la ini­cia­ti­va, con la que desa­rro­lla­rán ta­lle­res pa­ra edu­car en igual­dad o gru­pos de tra­ba­jo pa­ra con­cien­ciar a los hom­bres de sus paí­ses y em­pre­sas.

Fue­ra es­te­reo­ti­pos

La vuel­ta de tuer­ca de es­ta nue­va ver­sión fe­mi­nis­ta son ellos. Co­mo ex­pli­ca en su blog Co­ral He­rre­ra Gó­mez, doc­to­ra en Hu­ma­ni­da­des y ex­per­ta en teo­ría de gé­ne­ro, “te­ne­mos que des­apren­der lo que sig­ni­fi­ca ser mu­jer o ser hom­bre, pa­ra po­der ser co­mo que­ra­mos sin te­ner que so­me­ter­nos a las ‘nor­mas de gé­ne­ro’ que nos im­po­nen un es­ti­lo de vi­da, unos es­te­reo­ti­pos y unos ro­les, y nos en­cie­rran en una iden­ti­dad in­mu­ta­ble”. Es­ta es una de las lí­neas de pen­sa­mien­to del lla­ma­do fe­mi­nis­mo

(un tér­mino que en in­glés sig­ni­fi­ca ‘ra­ro’ y, en tono des­pec­ti­vo, se apli­ca­ba a los gays pa­ra lla­mar­les ‘ma­ri­cas’). Se­gún es­ta teo­ría, los gé­ne­ros son ar­que­ti­pos cons­trui­dos so­cial­men­te y, por tan­to, las cla­si­fi­ca­cio­nes uni­ver­sa­les hom­bre-mu­jer o he­te­ro­se­xual-ho­mo­se­xual no ha­cen sino po­ner a unos in­di­vi­duos por en­ci­ma de otros so­lo por­que lle­van una eti­que­ta. Y más aún:

queer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.