El pan, cuan­to más más di­ver­ti­do

Va­ria­do

AR - - GASTRO -

La bou­ti­que de pan Crus­tó lle­va po­cos me­ses abier­ta en Ma­drid, pe­ro la fa­ma de su pan bo­la Crus­tó, que tie­ne una mi­ga con gran­des al­veo­los, ha co­rri­do co­mo la es­pu­ma. Su res­pon­sa­ble de pro­duc­to, Ri­na Ri­vas, ase­gu­ra que lo más im­por­tan­te, an­tes de pen­sar en la va­rie­dad de pa­nes, es “bus­car un pan ar­te­sano, rea­li­za­do con in­gre­dien­tes na­tu­ra­les y fres­co”. Una vez ga­ran­ti­za­da la ca­li­dad de la pa­na­de­ría, la re­co­men­da­ción pa­ra una ta­bla de que­sos es la si­guien­te. Que­sos azu­les. Al ser que­sos con mu­cho sa­bor (siem­pre se­rán pro­ta­go­nis­tas), lo ade­cua­do es ma­ri­dar­los con pa­nes con un sa­bor más neu­tro, co­mo el pan de pi­pas. Pa­ra con­se­guir un con­tras­te es me­jor usar un pan con al­gún ti­po de fru­to se­co, co­mo las nue­ces, o un pan con un sa­bor más dul­ce, co­mo pue­de ser el pan de maíz. Que­sos cre­mo­sos. Ma­rí­da­los con un pan un po­co más cru­jien­te, es de­cir, un pan blan­co en re­ba­na­das an­chas y tos­ta­das o con gri­si­nes. Si quie­res sor­pren­der, me­jor so­bre un pan de nue­ces y pa­sas, un pan de hi­gos o un pan de oli­vas, ya que al ser que­sos con un sa­bor muy li­ge­ro, re­sal­ta­rán los sa­bo­res del pan. Que­so se­mi­cu­ra­dos. Son per­fec­tos pa­ra ma­ri­dar con pan in­te­gral, de cen­teno, es­pel­ta y pan de pi­pas, que ha­rán que el sa­bor del que­so re­sal­te más. Y pa­ra con­se­guir un con­tras­te de sa­bo­res, es ideal com­bi­nar­lo con pan de oli­vas. Que­so cu­ra­dos. Son que­sos muy se­cos y, por tan­to, me­nos hi­dra­ta­dos, por lo que hay que equi­li­brar­los con pa­nes de ma­yor hi­dra­ta­ción. Es per­fec­to un pan re­don­do, y pa­ra bus­car con­tras­te, com­bí­na­lo con un pan de hi­gos, que le apor­ta­rá un sa­bor dul­zón. crus­to.com Los que­sos son ali­men­tos com­ple­tos (pro­tei­cos, gra­sos y nutritivos), así que to­do lo que va­ya a acom­pa­ñar­los de­be ser li­ge­ro, sua­ve y muy re­fres­can­te. Las cru­di­tés con­vie­ne que sean sua­ves: por ejem­plo, apio, za­naho­ria, pe­pino, rá­ba­nos y en­sa­la­das muy ver­des y re­fres­can­tes. En cuan­to a las fru­tas, les van bien las va­rie­da­des de oto­ño muy dul­ces: la man­za­na, la uva, el hi­go o los fru­tos del bos­que. Tam­bién se sue­len acom­pa­ñar con ore­jo­nes, que, aun­que son se­cos, sua­vi­zan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.