“Nues­tra co­ci­na es muy emo­ti­va”

Los ge­me­los Ser­gio y Javier To­rres son los chefs de moda, pe­ro man­tie­nen in­tac­ta su cer­ca­nía, tan­to co­mo los pro­duc­tos de pro­xi­mi­dad que pro­po­nen a dia­rio en su pro­gra­ma de co­ci­na en TVE.

AR - - GASTRO - Tex­to: DA­VID RUIZ Fo­tos: CE­SAR NÚ­ÑEZ Ser­gio To­rres

Bas­ta una sim­ple mi­ra­da o un sen­ci­llo ges­to en­tre ellos pa­ra sa­ber exac­ta­men­te qué ne­ce­si­ta el uno del otro. Al fin y al ca­bo es­tos exi­to­sos chefs son ge­me­los, ami­gos, so­cios, com­pa­ñe­ros y pa­dres de ni­ños de eda­des pa­re­ci­das. Pa­san ca­da día in­fi­ni­tas ho­ras jun­tos, e in­clu­so así con­fie­san que se lla­man por te­lé­fono de­ce­nas de ve­ces cuan­do es­tán se­pa­ra­dos. Así son es­tos dos her­ma­nos apa­sio­na­dos de unos fo­go­nes que son su vi­da y a los que de­di­can to­do el tiem­po dis­po­ni­ble, ya sea en su res­tau­ran­te Dos Cie­los (una estrella Mi­che­lin), en Barcelona; en un pla­tó de te­le­vi­sión o en la co­ci­na de ca­sa. Des­de el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre, ade­más, se me­ten a dia­rio en mi­les de ho­ga­res con su pro­gra­ma una pro­pues­ta te­le­vi­si­va en la que tra­tan de acer­car la gas­tro­no­mía al gran pú­bli­co ba­jo dos pre­mi­sas que con­si­de­ran in­dis­cu­ti­bles: pro­xi­mi­dad y pro­duc­to de tem­po­ra­da.

¿Cuál es vues­tro pri­mer re­cuer­do de in­fan­cia re­la­cio­na­do con la gas­tro­no­mía?

Nues­tros pa­dres tra­ba­ja­ban y nues­tra abue­la Ca­ta­li­na se en­car­ga­ba de no­so­tros. Al re­gre­sar del co­le­gio nos me­tía­mos en la co­ci­na y allí la veía­mos pre­pa­rar pla­tos.

De­bía­mos de te­ner cin­co años co­mo mu­cho... Se pue­de de­cir que ca­si na­ci­mos en­tre fo­go­nes.

Una abue­la que os de­ja­ba tocar, pro­bar, oler los pro­duc­tos que co­ci­na­ba...

Yo creo que lo ha­cía de ma­ne­ra in­cons­cien­te. Ella ja­más pa­ró de co­ci­nar y no­so­tros dos éra­mos muy ac­ti­vos. Pa­ra ella era una di­ver­ti­da ma­ne­ra de que la de­já­ra­mos tran­qui­la.

A no­so­tros nos vino de ma­ra­vi­lla ese apren­di­za­je es­pon­tá­neo. Nos da­ba lo que en­con­tra­ba a mano y

To­rres en la co­ci­na, “Em­pe­za­mos a los 5 años. Se pue­de de­cir que na­ci­mos en­tre fo­go­nes”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.