Las ca­be­zas de Ai Wei­wei

Má­la­ga ex­po­ne, por pri­me­ra vez en Es­pa­ña, la mues­tra ‘Cir­cle of Ani­mals/Zo­diac Heads’.

AR - - ARTE -

Más de tres me­tros de al­tu­ra tie­nen las 12 im­pre­sio­nan­tes es­cul­tu­ras de bron­ce del reivin­di­ca­ti­vo ar­tis­ta chino. En ellas ha re­pre­sen­ta­do las ca­be­zas de los ani­ma­les del zo­dia­co de su país, y aho­ra se ex­hi­ben en Es­pa­ña, tras ha­ber pa­sa­do por ciu­da­des co­mo Pa­rís o Chica­go (en la ima­gen).

Ins­pi­ra­do en la fuen­te-re­loj del pa­la­cio de ve­rano de Yua­ming Yuan, un com­ple­jo al es­ti­lo de Ver­sa­lles que fue arra­sa­do du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra del Opio en 1860, el con­jun­to es­cul­tó­ri­co tie­ne co­mo ob­je­ti­vo mos­trar la tra­di­ción chi­na en otro con­tex­to. Con es­te cho­que, Ai Wei­wei busca el im­pac­to que le sir­ve pa­ra se­ña­lar y de­nun­ciar la re­pre­sión y la cen­su­ra que se vi­ven en su país, mo­ti­vo por el que lle­gó a ser apre­sa­do en 2011 y que has­ta el pa­sa­do 22 de ju­lio no le per­mi­tió via­jar fue­ra del país.

Co­mo él mis­mo se­ña­la, “una so­cie­dad sin li­ber­tad pa­ra ha­blar es un os­cu­ro pozo sin fon­do. Y cuan­do es­tá tan os­cu­ro, to­do lo de­más em­pie­za a bri­llar”. La ci­ta re­su­me el es­pí­ri­tu de la obra de un ar­tis­ta que asom­bra al mun­do con su ar­te. Has­ta el 6 de di­ciem­bre en el Cen­tro de Ar­te Con­tem­po­rá­neo de Má­la­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.