4

APUES­TA POR LA CUS­TO­DIA COM­PAR­TI­DA

AR - - PSICO -

Sal­vo ca­sos muy con­cre­tos, co­mo gra­ve con­flic­ti­vi­dad fa­mi­liar o que uno de los cón­yu­ges es­té in­ca­pa­ci­ta­do pa­ra cui­dar de sus hi­jos, la cus­to­dia com­par­ti­da es la elec­ción más re­co­men­da­ble y más jus­ta tan­to pa­ra los hi­jos co­mo pa­ra los pa­dres. De he­cho, des­de que en 2013 el Tri­bu­nal Su­pre­mo ex­clu­yó la ex­cep­cio­na­li­dad de es­te ti­po de cus­to­dia, con­si­de­rán­do­la nor­mal e in­clu­so desea­ble, co­men­zó a ser una prác­ti­ca más ha­bi­tual: “Los ro­les han cam­bia­do y aho­ra, es­pe­cial­men­te en los ma­tri­mo­nios jó­ve­nes, am­bos tra­ba­jan y quie­ren dis­fru­tar por igual del día a día de sus hi­jos. La cus­to­dia mo­no­pa­ren­tal lle­va­ba apa­re­ja­da la vi­vien­da fa­mi­liar y una pen­sión, pe­ro con la com­par­ti­da la ca­sa se ven­de o se lle­ga a acuer­dos par­ti­cu­la­res, mien­tras que los gas­tos de los ni­ños se pa­gan al 50% o en fun­ción de lo que ga­ne ca­da uno”, ex­pli­ca Ele­na Za­rra­lu­qui. Pre­ci­sa­men­te, el he­cho de que no sea tan fre­cuen­te que los di­vor­cios lle­ven apa­re­ja­dos la vi­vien­da y una pen­sión ali­men­ti­cia ha he­cho dis­mi­nuir no­ta­ble­men­te los con­flic­tos: “An­tes, la lu­cha por el di­ne­ro ge­ne­ra­ba unas gue­rras en­car­ni­za­das –cuen­ta el psi­có­lo­go–. Es­ta es la ge­ne­ra­ción del buen di­vor­cio y la cul­tu­ra de la pe­lea ha da­do pa­so a la de la ne­go­cia­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.