Lec­cio­nes de ma­qui­lla­je

Có­mo apli­car­te (bien) el con­tou­ring y el strobing pa­so a pa­so.

AR - - SUMARIO - Tex­to: ES­PE­RAN­ZA JIMÉNEZ Fo­tos: PATRICIA GA­LLE­GO

(Por Ga­to, el ma­qui­lla­dor de Cla­ra La­go)

AFI­NAR PÓ­MU­LOS

El con­tor­nea­do del ros­tro mo­dif­ca vi­sual­men­te la ca­ra dan­do pro­fun­di­dad a unas zo­nas y re­sal­tan­do otras. Con Ga­to, el ma­qui­lla­dor ofcial de May­be­lli­ne y uno de los gu­rús del con­tou­ring y el strobing, vamos a ir re­co­rrien­do ca­da par­te del ros­tro pa­ra ver las po­si­bi­li­da­des. Es­ta téc­ni­ca se ba­sa en os­cu­re­cer con ma­qui­lla­je unas zo­nas y des­ta­car con un co­lor más cla­ro otras. Pa­ra ello se em­plea una pa­le­ta que in­clu­ye los dos to­nos. Pue­des uti­li­zar­la pa­ra mo­dif­car dis­tin­tas par­tes de tu ros­tro o so­lo pa­ra di­si­mu­lar al­go con­cre­to. Co­men­za­mos por af­nar pó­mu­los, qui­zá el pa­so más co­mún, pues sir­ve pa­ra to­do ti­po de ros­tros. Con­si­gue que una ca­ra an­cha pa­rez­ca del­ga­da, y si el problema es la fal­ta de vo­lu­men se so­lu­cio­na po­nien­do luz en la par­te al­ta de la me­ji­lla.

✔ El pri­mer pa­so. “Pa­ra ha­cer un con­tou­ring per­fec­to hay que pre­pa­rar la piel, el lien­zo so­bre el que vas a tra­ba­jar. Apli­ca una ba­se li­ge­ra de ma­qui­lla­je, me­jor en tex­tu­ra fui­da”, di­ce Ga­to.

✔ Tra­za una lí­nea os­cu­ra. “Pa­ra af­nar el mo­fe­te y dar pro­fun­di­dad con el tono os­cu­ro, hay que tra­zar una lí­nea rec­ta des­de la ore­ja has­ta la mi­tad de la me­ji­lla. To­ma como re­fe­ren­cia el cen­tro del ojo, el iris: que no va­ya más allá. Hay que ha­cer­la jus­to por de­ba­jo del hue­so del pó­mu­lo y ha de ser rec­ta, por­que si no re­don­deas en vez de af­nar”.

✔ Apli­ca el ilu­mi­na­dor. “Se tra­za des­de la pa­ta de ga­llo en cur­va so­lo has­ta el cen­tro de la me­ji­lla. Si la ha­ces muy lar­ga con­si­gues el efec­to con­tra­rio; es de­cir, au­men­tas el vo­lu­men”. Pa­le­ta tí­pi­ca de con­tou­ring Mas­ter Sculpt (9 €). Com­ple­ta el look con el lá­piz de ojos Mas­ter Dra­ma en co­lor nu­de pa­ra la lí­nea in­fe­rior de las pes­ta­ñas (6 €), am­bos de May­be­lli­ne.

PER­FI­LAR LA NA­RIZ

Tra­ba­jan­do tam­bién con los dos to­nos, cla­ro y os­cu­ro, pue­des va­riar por com­ple­to el as­pec­to de tu na­riz. Lo nor­mal es que desees af­nar­la, pe­ro tam­bién exis­ten tru­cos óp­ti­cos pa­ra acor­tar­la o me­jo­rar el as­pec­to de la pun­ta. Ga­to nos ex­pli­ca có­mo lo­grar­lo.

Di­si­mu­la una na­riz grue­sa.

Pa­ra ello hay que tra­zar dos lí­neas os­cu­ras mar­ca­das: “Co­mien­zan más se­pa­ra­das jun­to al ini­cio de las ce­jas y a par­tir del puen­te trans­cu­rren en pa­ra­le­lo has­ta el co­mien­zo de las ale­tas”, ex­pli­ca.

El tra­zo cla­ro va del puen­te a la pun­ta.

“Se tra­ta de crear una fran­ja de luz de arri­ba aba­jo. La lí­nea tie­ne que ser cons­tan­te y si­mé­tri­ca, pe­ro no la ha­gas de­ma­sia­do grue­sa por­que la na­riz pa­re­ce­ría mu­cho más gor­da de lo que es”, pun­tua­li­za el ma­qui­lla­dor.

Os­cu­ro jus­to en la pun­ta.

Pa­ra acor­tar­la don­de ter­mi­na el ilu­mi­na­dor se apli­ca una ra­ya os­cu­ra y pe­que­ña en ho­ri­zon­tal.

Di­fu­mi­na como pa­so fnal.

El aca­ba­do es el se­cre­to pa­ra que es­ta téc­ni­ca de ma­qui­lla­je que­de per­fec­ta en cual­quier zo­na: “Que no se vea dón­de ter­mi­na una som­bra y dón­de em­pie­za una luz, que se fun­dan las dos zo­nas. Pa­ra eso hay que mo­ver la bro­cha siem­pre en el mis­mo sen­ti­do en el que has tra­za­do la ra­ya, siem­pre en pa­ra­le­lo. Si no, se mez­cla­rían los co­lo­res. Y me­jor ir po­co a po­co. Una vez que has di­fu­mi­na­do el tono os­cu­ro, lim­pia bien la bro­cha y haz lo mis­mo con el tono cla­ro has­ta que se fun­dan uno y otro”, fna­li­za Ga­to.

DI­SI­MU­LAR PA­PA­DA

Lo­grar que vi­sual­men­te no se apre­cie la pa­pa­da es otro pun­to fuer­te del con­tou­ring, por­que con la edad –o cuan­do se tie­ne al­gún ki­lo de más– el ros­tro de perfl apa­re­ce plano, y no se no­ta ape­nas la di­fe­ren­cia en­tre el hue­so de la man­dí­bu­la y el cue­llo (no apa­re­ce esa som­bra que es­ti­li­za las ca­ras más jó­ve­nes). Ga­to nos ex­pli­ca có­mo mar­car ese hue­so.

Se tra­za una ra­ya con la par­te os­cu­ra.

El tra­zo ha de ir des­de el ló­bu­lo de la ore­ja has­ta el cen­tro de la bar­bi­lla. El lu­gar exac­to pa­ra ha­cer­la es jus­to de­ba­jo del hue­so de la man­dí­bu­la. Pa­ra acer­tar, lo me­jor es to­car con los de­dos el hue­so”, ex­pli­ca Ga­to.

La lí­nea cla­ra va por en­ci­ma del hue­so.

Se tra­za una lí­nea pa­ra­le­la a la an­te­rior, pe­ro jus­to por en­ci­ma del hue­so de la man­dí­bu­la. Na­ce del mis­mo si­tio pe­ro mue­re al co­men­zar la bar­bi­lla, no en el me­dio, como la os­cu­ra: “Lo que se quie­re con­se­guir es que la som­bra que nos va a dar el co­lor os­cu­ro hun­da vi­sual­men­te esa zo­na. Y la lí­nea cla­ra bus­ca lo con­tra­rio: real­zar la par­te al­ta y que la ba­ja pa­rez­ca aún más hun­di­da”, di­ce Ga­to.

Di­fu­mi­na en pa­ra­le­lo.

El pa­so fnal es di­fu­mi­nar las lí­neas cla­ra y os­cu­ra: “Mue­ve la bro­cha siem­pre en pa­ra­le­lo a las lí­neas pa­ra que no se em­bo­rro­nen. Co­mien­za con la par­te os­cu­ra pa­ra que se fun­da con el cue­llo y si­gue con la cla­ra su­bien­do ha­cia la me­ji­lla. En­tre un pa­so y otro es con­ve­nien­te lim­piar muy bien la bro­cha pa­ra no mez­clar los to­nos”, acon­se­ja el ma­qui­lla­dor.

ILU­MI­NAR EL ROS­TRO

Complementario del con­tou­ring es el strobing, que con­sis­te en dar to­ques de luz en pun­tos es­tra­té­gi­cos de la ca­ra pa­ra re­for­zar tus pun­tos fuer­tes. Aunque no es ne­ce­sa­rio que am­bas téc­ni­cas va­yan siem­pre jun­tas, es re­co­men­da­ble que ilu­mi­ne­mos el ros­tro siem­pre que nos ma­qui­lle­mos. El re­sul­ta­do es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Ga­to nos ex­pli­ca dón­de hay que apli­car­los exac­ta­men­te.

Dos pun­tos en la zo­na del la­gri­mal.

“Abri­rán tu mi­ra­da y al­men­dra­rán tus ojos”, di­ce.

Ba­jo el hue­so de la ce­ja.

“To­ca por don­de va el hue­so y apli­ca ilu­mi­na­dor lo más cer­ca del ar­co que pue­das. Que­da bien con cual­quier co­lor de som­bra que apli­ques pos­te­rior­men­te”, acla­ra el ma­qui­lla­dor.

Usa co­rrec­tor de oje­ras so­lo si lo ne­ce­si­tas.

“Si no tie­nes oje­ras, no te pon­gas co­rrec­tor. Es mu­cho me­jor uti­li­zar un ilu­mi­na­dor pa­ra dar luz a esa zo­na ba­jo el ojo. El re­sul­ta­do se­rá que tu mi­ra­da pa­re­ce­rá más vi­va”.

Re­sal­ta el ar­co de Cu­pi­do.

“Tra­za con ilu­mi­na­dor el re­co­rri­do na­tu­ral del la­bio su­pe­rior, el lla­ma­do ar­co de Cu­pi­do, pa­ra ilu­mi­nar­lo. Pa­re­ce­rá que tie­nes el la­bio mu­cho más vo­lu­mi­no­so”, acon­se­ja Ga­to.

Fi­na­li­za con co­lo­re­te.

Es el pa­so fnal pa­ra un ros­tro tra­ba­ja­do y con as­pec­to sano, tras el con­tou­ring y el strobing, “pe­ro haz­lo con cui­da­do. Si po­nes mu­cho co­lo­re­te pue­des anu­lar el tra­ba­jo an­te­rior. Sim­ple­men­te se tra­ta de dar­le un as­pec­to más ro­sa­do y fres­co al con­jun­to del ros­tro”, fna­li­za el ex­per­to.

Ga­to apli­ca la téc­ni­ca del con­tou­ring a la ac­triz Cla­ra La­go, que se ha con­fe­sa­do fan de es­te ti­po de ma­qui­lla­je.

El ma­qui­lla­je de ojos es fun­da­men­tal pa­ra un look fnal de im­pac­to. Más­ca­ra de pes­ta­ñas Push Up Dra­ma (10 €), y di­se­ña­dor de ce­jas Brow Sa­tin (8 €), am­bos de May­be­lli­ne.

Prin­ci­pio y fnal. Pa­ra es­ta fo­to se ha tra­ba­ja­do el ros­tro con la ba­se de ma­qui­lla­je Dream Sa­ti­né flui­do (10 €), y las ce­jas con más­ca­ra Brow dra­ma (8 €), am­bas de May­be­lli­ne.

La­bios y ojos con co­lor. Ba­rra Co­lor Sen­sa­tio­nal Creamy Mat­tes (6 €), y pa­le­ta de som­bras The Blus­hed Nu­des (13 €), am­bas de May­be­lli­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.