PE­DRI­TA PAR­KER

AR - - PSICO - OL­VI­DA LAS ME­DIAS NA­RAN­JAS. PRI­ME­RO, TEN CLA­RO LO QUE BUS­CAS.

coach match lo­ve per­fect “Las mu­je­res so­mos más exi­gen­tes y se­lec­ti­vas con la edad”

me­jo­res re­sul­ta­dos”, nos cuen­ta la ex­per­ta. Y es que, aunque a ve­ces re­sul­ta di­fí­cil de creer, mu­chas ve­ces el éxi­to pa­ra en­con­trar pa­re­ja es­tá jus­to den­tro de no­so­tros mis­mos. So­lo ne­ce­si­ta­mos se­guir al­gu­nas pau­tas, con­se­jos y ejer­ci­cios, como los que nos pro­po­ne la Re­me­dios Gomis, pa­ra que en­con­trar a tu

a par­tir de los cua­ren­ta sea pan co­mi­do. ¿Te atreves a pro­bar­lo?

Pa­ra en­con­trar a la pa­re­ja per­fec­ta, el pri­mer pa­so es en­ten­der que tú eres una na­ran­ja com­ple­ta. No so­mos la mi­tad de na­da. No ne­ce­si­tas a na­die que su­pla nin­gu­na ca­ren­cia. De hcho, una re­la­ción sa­na se ba­sa en en­con­trar otra na­ran­ja que nos com­ple­men­te, pe­ro de la que no de­pen­da­mos. Se­gún Re­me­dios Gomis, el le­ma de­be ser: “Te quie­ro, pe­ro no te ne­ce­si­to. So­lo te amo”.

La so­le­dad, la com­pa­ñía, el se­xo... Mu­chos pue­den ser los mo­ti­vos erró­neos que nos lle­ven a em­bar­car­nos en

ILUS­TRA­DO­RA Con su pri­mer li­bro, Esa co­sa ex­tra­ña lla­ma­da amor (Ed. Lumen), Pe­dri­ta Par­ker (al­ter ego de la ilus­tra­do­ra ma­la­gue­ña Es­tef Mar­tí­nez, 31 años) se ha ga­na­do un pues­to en la nue­va ‘ge­ne­ra­ción de co­mi­que­ras’. Su pro­ta­go­nis­ta, Rei­na Pe­cas, nos cuen­ta en cla­ve de hu­mor lo com­pli­ca­do de las re­la­cio­nes de pa­re­ja, del amor, de vol­ver a em­pe­zar, de las rup­tu­ras y de to­das esas co­sas ex­tra­ñas que nos pasan cuan­do nos enamo­ra­mos. ¿Es di­fí­cil eso de enamo­rar­se y en­con­trar pa­re­ja a cier­ta edad? No es fá­cil. Las mu­je­res so­mos más exi­gen­tes con la edad y tam­bién más se­lec­ti­vas. Pa­ra com­par­tir la vi­da con al­guien, com­par­tir tu tiem­po li­bre, tus co­sas... quie­res que ha­ya al­guien a tu la­do que te apor­te al­go. Amor, desamor. ¿Cuál es la me­jor fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra ti? El amor sig­nif­ca mu­cho en mi vi­da, a ni­vel per­so­nal y pro­fe­sio­nal, y por eso creí que se me­re­cía mi pri­mer li­bro. Y aunque siem­pre sue­le ser el pro­ta­go­nis­ta, la rup­tu­ra y el desamor tie­nen tam­bién su gran mo­men­to. Las per­so­nas que de­ja­mos atrás en la vi­da tam­bién mar­can mu­cho lo que ha­ce­mos o de­ja­mos de ha­cer. ¿Por qué es tan fá­cil iden­tif­car­se con Rei­na Pe­cas? Es un per­so­na­je muy na­tu­ral. Le gus­ta co­mer, sa­lir con sus ami­gas y dis­fru­tar de la vi­da, y eso es al­go que nos gus­ta a to­das, por­que las mu­je­res so­mos muy dis­fru­to­nas. Ella da esa vi­sión po­si­ti­va de la vi­da y del amor. ¿Las ami­gas son claves pa­ra una mu­jer en los mo­men­tos di­fí­ci­les? To­tal­men­te. Son el apo­yo esen­cial. To­das te­ne­mos ese gru­po de ami­gas que a lo me­jor so­lo se ven una o dos ve­ces al año. Y so­lo con mi­rar­te ya sa­ben lo que ne­ce­si­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.