CRIS­TI­NA PLAN­CHUE­LO,

AR - - PSICO -

SE­XÓ­LO­GA

“Los 40 son nues­tra edad de oro se­xual”

A par­tir de los cua­ren­ta, las mu­je­res nos sen­ti­mos m‡s li­bres, se­gu­ras, des­in­hi­bi­das y ex­per­tas se­xual­men­te, y to­do ello ha­ce que po­da­mos co­nec­tar me­jor con nues­tros de­seos. De es­to ha­bla­mos con Cris­ti­na Plan­chue­lo (sex—lo­ga y pe­rio­dis­ta e in­te­gran­te de La Es­cue­la de Se­duc­ci—n con el cur­so Des­pier­ta el de­seo, man­tén la pa­sión), quien ase­gu­ra que a par­tir de es­ta dŽ­ca­da en­tra­mos en la edad de oro de la se­xua­li­dad fe­me­ni­na. ¿Los cua­ren­ta son una bue­na eta­pa en la mu­jer pa­ra vol­ver a en­con­trar pa­re­ja? Son es­tu­pen­dos pa­ra cual­quier co­sa, por­que la mu­jer sa­be lo que quie­re, lo que le gus­ta y lo que no. La ma­du­rez te da una ex­pe­rien­cia que an­tes no ten’as. Es una edad en la que al­can­zas un es­ta­do de ple­ni­tud en la vi­da. Y es fa­bu­lo­so. ¿Tam­bién se al­can­za la ple­ni­tud se­xual? En la ca­ma es un mo­men­to ex­ce­len­te, por­que te desen­vuel­ves sin pro­ble­mas con los hom­bres y te sien­tes m‡s se­gu­ra. Adem‡s, la mu­jer a los cua­ren­ta si­gue sien­do muy atrac­ti­va, se cui­da, le gus­ta ver­se y sen­tir­se bien... ¿Es cier­to que el or­gas­mo fe­me­nino es más in­ten­so a me­di­da que cum­pli­mos años? Nos co­no­ce­mos me­jor y te­ne­mos m‡s po­si­bi­li­da­des de dar­nos pla­cer, dar pla­cer al otro y de re­ci­bir­lo. Estamos m‡s des­in­hi­bi­das y nos atre­ve­mos a ir m‡s le­jos, y eso me­jo­ra la au­ten­ti­ci­dad en la ca­ma. Ma­ne­ja­mos me­jor los c—di­gos del pla­cer: los or­gas­mos, las ca­ri­cias, los be­sos, el cor­te­jo, la se­duc­ci—n... ¿Y tam­bién nos gus­ta ju­gar más? S’, estamos m‡s abier­tas a ju­gar y a ex­pe­ri­men­tar, te­ne­mos me­nos pre­jui­cios y nos ani­ma­mos a in­cor­po­rar nue­vos ele­men­tos loe­di­cos en el en­cuen­tro con el otro o pa­ra no­so­tras mis­mas, como los ju­gue­tes er—ti­cos. ¿Se dan por he­chas las re­la­cio­nes se­xua­les a la ho­ra de te­ner una nue­va ci­ta? Mu­chas mu­je­res se sien­ten obli­ga­das a ello, pe­ro no de­ber’a ser as’. El men­sa­je es: jue­ga al cor­te­jo, siŽn­te­te desea­da y, cuan­do te ape­tez­ca, en­ton­ces haz­lo. Es un mo­men­to pa­ra ti, pa­ra dis­fru­tar y se­guir el im­pul­so de tus de­seos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.