RE­DES SO­CIA­LES WHAT­SAPP 2 3

AR - - PSICO -

Son otro es­tu­pen­do ca­nal que pro­bar pa­ra en­con­trar pa­re­ja, como nos ex­pli­ca nues­tra lo­ve coach. En es­pe­cial, Fa­ce­book pue­de ser un gran alia­do, si sa­be­mos có­mo uti­li­zar­lo. Como ocu­rre en las webs de ci­tas, cons­truir un perfl co­rrec­to es esen­cial, así como pres­tar aten­ción a la for­ma en que nos co­mu­ni­ca­mos. •Sa­ca par­ti­do a tu fo­to de por­ta­da, es un es­ca­pa­ra­te es­tu­pen­do pa­ra des­ta­car otros as­pec­tos tu­yos: tu pai­sa­je fa­vo­ri­to, una fo­to di­ver­ti­da con tu mas­co­ta... •Aprovecha la opor­tu­ni­dad que Fa­ce­book te da pa­ra crear al­bu­mes de fo­tos que des­ta­quen tus me­jo­res mo­men­tos: fe­liz en tus va­ca­cio­nes, en tus ce­nas con ami­gos, etc. •Uti­li­za tam­bién el bus­ca­dor de Fa­ce­book pa­ra lo­ca­li­zar gru­pos y co­mu­ni­da­des af­nes a ti. Una vez den­tro, pue­des in­ves­ti­gar los per­fles de per­so­nas que pue­den en­ca­jar con­ti­go, pa­ra des­pués con­tac­tar con ellos. •Pu­bli­car fo­tos de­ma­sia­do per­so­na­les o ín­ti­mas con ex­pa­re­jas, o al­gu­nas que pue­dan ma­lin­ter­pre­tar­se. •En­viar so­li­ci­tu­des de amistad a de­ma­sia­da gen­te sin sa­ber si te­néis al­go en co­mún: gus­tos, ac­ti­vi­da­des, af­cio­nes... Co­rres el ries­go de que Fa­ce­book blo­quee tu perfl por spam­mer. Sin du­da, es uno de los ca­na­les que más adep­tos ha ga­na­do en los úl­ti­mos años. Se ha co­la­do en nues­tro mó­vil, en nues­tro día a día, y es una he­rra­mien­ta in­dis­pen­sa­ble pa­ra co­mu­ni­car­nos con nues­tros fa­mi­lia­res, ami­gos... y con esa per­so­na que nos ha da­do su nú­me­ro de te­lé­fono y nos re­sul­ta in­tere­san­te. Pe­ro, como to­do, What­sApp tie­ne sus nor­mas: •Cam­bia ca­da cier­to tiem­po tu ima­gen de perfl. Es­to te per­mi­ti­rá dar más in­for­ma­ción so­bre las ac­ti­vi­da­des que rea­li­zas, los lu­ga­res que vi­si­tas... ¡Y si lo acom­pa­ñas de una ci­ta ori­gi­nal o emo­ti­va en tu es­ta­do de perfl, mu­cho me­jor! •Re­cuer­da uti­li­zar fo­tos, ví­deos y emo­ti­co­nes pa­ra ex­pli­car me­jor el tono de tus men­sa­jes y tu es­ta­do de áni­mo en ca­da mo­men­to. •Sé de­ta­llis­ta. Tu si­guien­te ob­je­ti­vo es que­dar con esa per­so­na, así que se tra­ta de cui­dar esa re­la­ción, sin lle­gar a ago­biar­le. Pue­des em­pe­zar la ma­ña­na con un ‘¡bue­nos días!’, acom­pa­ña­do de una ca­ri­ta son­rien­te, un sol... Así con­se­gui­rás crear un há­bi­to. El día que no lo ha­gas, lo echa­rá de me­nos. •Cen­trar­te so­lo en ti y en tus gus­tos e in­tere­ses. •Per­der­te en tex­tos in­ter­mi­na­bles e im­po­si­bles de leer. In­ten­ta ser bre­ve es­cri­bien­do e ir al grano. •Sa­tu­rar su mó­vil con decenas de what­sapp. Es pre­fe­ri­ble es­pe­rar a que él te con­tes­te an­tes de vol­ver a la car­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.