5 ¿Qué son exac­ta­men­te los pa­ra­be­nos y por qué son tan malos?

AR - - SALUD -

fja­do por ley y es el mis­mo en to­das las far­ma­cias (es­tá prohi­bi­do ha­cer des­cuen­tos en me­di­ca­men­tos con re­ce­ta pa­ra fa­vo­re­cer el uso ra­cio­nal). En cuan­to a los pro­duc­tos de pa­ra­far­ma­cia, su pre­cio es li­bre y sí que pue­den exis­tir di­fe­ren­cias sig­nif­ca­ti­vas. Sal­vo ca­sos ex­cep­cio­na­les no se de­be a que unas far­ma­cias suban el pre­cio por en­ci­ma de otras, sino más bien a las dif­cul­ta­des pa­ra po­der ba­jar­lo y man­te­ner un mar­gen ren­ta­ble. El mo­ti­vo es­tá en los des­cuen­tos que ofre­cen los la­bo­ra­to­rios en fun­ción del vo­lu­men de com­pras. Por ejem­plo, una far­ma­cia que com­pre 100 pro­tec­to­res so­la­res de una mar­ca de­ter­mi­na­da y a la que el la­bo­ra­to­rio le apli­que por ello un des­cuen­to del 30%, po­drá re­per­cu­tir ese 30% en el PVP fnal y ofre­cer­lo más ba­ra­to que otra, que so­lo ha­ya com­pra­do 10 y ha­ya ob­te­ni­do un des­cuen­to me­nor (o nin­guno). Las far­ma­cias sue­len “Los pa­ra­be­nos son al­gu­nos de los fa­mo­sos ‘con­ser­van­tes’ que tan ma­la fa­ma tie­nen, fa­ma que en oca­sio­nes es in­me­re­ci­da. Se ha com­pro­ba­do que los pa­ra­be­nos pue­den te­ner cier­ta ac­ti­vi­dad es­tro­gé­ni­ca, es de­cir, pue­den in­ter­fe­rir con la ac­ti­vi­dad hor­mo­nal de nues­tro cuer­po y qui­zá es­to po­dría es­tar re­la­cio­na­do con al­gún ti­po de cán­cer, como el de ma­ma. Sin em­bar­go, y aunque es­to sue­ne te­rri­ble, las con­cen­tra­cio­nes en las que los pa­ra­be­nos se en­cuen­tran en cos­mé­ti­ca son tan pe­que­ñas que sus efec­tos se­cun­da­rios re­sul­tan prác­ti­ca­men­te nu­los. En cual­quier ca­so, que no cun­da el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.