¿Cuán­do lle­ga­rá la via­gra fe­me­ni­na a Es­pa­ña?

AR - - SALUD -

na­da que lle­ve un suplemento vi­ta­mí­ni­co que tú no pue­das te­ner to­man­do una ali­men­ta­ción equi­li­bra­da. Aho­ra bien, si eres cons­cien­te de que lle­vas una ma­la ali­men­ta­ción y por tu rit­mo de vi­da sa­bes que no eres ca­paz de co­mer me­jor, evi­den­te­men­te los com­ple­men­tos tie­nen su fun­ción. Pe­ro la gen­te no tie­ne que su­ple­men­tar­se por de­fec­to si si­gue una ali­men­ta­ción ade­cua­da. Par­ti­cu­lar­men­te, re­co­mien­do que re­vi­se­mos nues­tros ni­ve­les de vi­ta­mi­na D. Hoy día, hay una gran can­ti­dad de per­so­nas que no al­can­zan los ni­ve­les acon­se­ja­dos por di­fe­ren­tes cau­sas: nos ex­po­ne­mos al sol me­nos de lo que pen­sa­mos y, ade­más, el uso de pro­tec­to­res, ne­ce­sa­rio pa­ra evi­tar el cán­cer, im­pi­de la sín­te­sis de vi­ta­mi­na D”. “Es­tá apro­ba­da en EE.UU. pe­ro en Eu­ro­pa la Agen­cia Eu­ro­pea del Me­di­ca­men­to no lo ha he­cho aún, así que va pa­ra lar­go, si es que lle­ga fnal­men­te. La via­gra fe­me­ni­na es muy di­fe­ren­te a la ‘ver­sión’ mas­cu­li­na: es­ta es un va­so­di­la­ta­dor que ac­túa de for­ma lo­cal, mien­tras que la fe­me­ni­na ac­túa so­bre el sis­te­ma ner­vio­so. Es de com­po­si­ción si­mi­lar a un an­ti­de­pre­si­vo, y es útil úni­ca­men­te cuan­do exis­te lo que se de­no­mi­na ‘tras­torno de de­seo se­xual hi­poac­ti­vo’ (TDSH). Pe­ro si la ba­ja li­bi­do es por pro­ble­mas de pa­re­ja, no se­rá útil. Ade­más, so­lo pue­de em­plear­se an­tes de la me­no­pau­sia y pre­sen­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.