La blo­gue­ra a la que to­do el mundo si­gue

Con­si­gue lle­gar tan bien a su pú­bli­co que mu­chos la con­si­de­ran ya par­te de la fa­mi­lia. Y es que Isa­bel Llano no es una blo­gue­ra al uso, sino un au­tén­ti­co fe­nó­meno so­cial den­tro y fue­ra de In­ter­net. ¿Cuál es el se­cre­to de su éxi­to?

AR - - ENTREVISTA - Tex­to: BE­LÉN ROBLES

Em­pren­de­do­ra, de­ci­di­da, ma­dre de fa­mi­lia y blo­gue­ra más que re­co­no­ci­da. Con su son­ri­sa y esa na­tu­ra­li­dad que la ca­rac­te­ri­za, es ca­paz tan­to de con­tar­te ese tru­co in­fa­li­ble pa­ra con­se­guir unos de in­far­to en so­lo cin­co mi­nu­tos como de ex­pli­car­te, pa­so a pa­so, có­mo ha­cer un pan ca­se­ro per­fec­to, ri­co y muy sa­lu­da­ble. Con más de 350.000 sus­crip­to­res en su ca­nal de You­tu­be, cer­ca de 86.000.000 de vi­sua­li­za­cio­nes de sus ví­deos y cien­tos de mi­les de fans en sus re­des so­cia­les, Isa­sa­weis es la vi­deo­blo­gue­ra de ha­bla his­pa­na más se­gui­da en to­do el mundo. Cá­ma­ra en mano, y con su ho­gar como es­ce­na­rio, nos cuen­ta sus tru­cos y con­se­jos de be­lle­za, co­ci­na, DIY, ma­ter­ni­dad... Su nue­vo li­bro, ya va por la ter­ce­ra edi­ción y fue top ven­tas la pa­sa­da Navidad. No le asus­tan los nue­vos re­tos, aunque sí re­co­no­ce es­tar sor­pren­di­da por tan­ta po­pu­la­ri­dad y agra­de­ci­da por el ca­ri­ño que re­ci­be de sus fans des­de ha­ce más ya de seis años. Ase­gu­ra que Isa­sa­weis no es un per­so­na­je ni un pa­pel. Es ella, Isa­bel Llano, una as­tu­ria­na de 39 años que un día con­si­guió ven­cer su ti­mi­dez y subió a la red su pri­mer ví­deo so­lo pa­ra pro­bar qué era eso de con­ver­tir­se en blo­gue­ra...

La his­to­ria de Isa­sa­weis em­pie­za el día en que te de­ci­des a ex­pli­car a to­do el mundo có­mo ha­cer un mo­ño fan­tás­ti­co con so­lo dos cal­ce­ti­nes... [Ri­sas] Sí, se me ocu­rrió su­bir ese ví­deo so­lo como prue­ba, y me dio tan­ta ver­güen­za que lo bo­rré al ra­ti­to. Mi ma­ri­do, dos días des­pués, me ani­mó a que lo vol­vie­ra a su­bir. Es­tá­ba­mos vi­vien­do y tra­ba­jan­do en Can­ta­bria, no te­nía­mos ni­ños aún y sí mu­cho tiem­po li­bre, así que lo ha­cía como un Pe­ro nun­ca hu­bie­ra pen­san­do en te­ner un blog pro­pio. ¡No po­día ima­gi­nar to­do lo que ha pa­sa­do des­pués!

Co­ci­na sa­na pa­ra dis­fru­tar,

smo­key eyes

hobby.

¿En esa épo­ca ya se­guías a otras blo­gue­ras?

Yo siem­pre he si­do muy de des­cu­brir tru­qui­tos y de dar con­se­jos a las ami­gas. Em­pe­cé a in­ves­ti­gar y a se­guir a

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.