Pelo que vie­ne

AR - - BELLEZA - Tex­to: ES­PE­RAN­ZA JIMÉNEZ

Las me­le­nas cre­cen. Di­re­mos adiós al ‘bob’ y ho­la a la me­le­na ‘mi­di’, que se lle­va muy bien con el fle­qui­llo. En co­lo­ra­ción, las me­chas ‘baby­liss’ o los re­fle­jos de­jan

pa­so al ‘bron­de’ y lle­gan con fuer­za los ro­ji­zos ru­bios nór­di­cos y to­nos pas­tel.

Dos son las pa­la­bras que lle­gan pa­ra que­dar­se en pe­lu­que­ría: y La pri­me­ra de­fi­ne el lar­go que se lle­va­rá es­ta pri­ma­ve­ra-ve­rano: una me­dia me­le­na por de­ba­jo de los hom­bros. La se­gun­da se re­fie­re a una mez­cla de ca­be­llo mo­reno y cla­ro, de­gra­da­do de la raíz a las pun­tas, pa­ra que te veas bien y muy na­tu­ral si tie­nes el pelo os­cu­ro en con­tras­te con tus ce­jas, pe­ro que te sien­tas ru­bia. Lo más.

El pelo se va a de­jar cre­cer. El se con­ver­ti­rá en es de­cir, a la al­tu­ra de la cla­ví­cu­la. La me­le­na

se lle­va muy na­tu­ral, de mo­do que dé sen­sa­ción de ‘ no pei­na­do’, como si es­tu­vie­ras re­cién le­van­ta­da de la ca­ma. Las on­das, si las lle­vas, ten­drán que ser muy sua­ves, po­co mar­ca­das, y los mo­vi­mien­tos muy su­ti­les. Fi­nal­men­te, tam­bién se­gui­re­mos vien­do so­bre la pa­sa­re­la ca­be­lle­ras ex­tra­lar­gas y pla­nas.

Res­pec­to al fle­qui­llo, si­gue en pleno apo­geo. En sus dis­tin­tas va­rie­da­des sien­ta bien a ca­si todos los ros­tros. So­lo tie­nes que ele­gir en­tre su am­plio ca­tá­lo­go (cón­ca­vo, rec­to, des­fi­la­do, la­dea­do...) el que se adap­te me­jor a tu ti­po y can­ti­dad de ca­be­llo. Ten­drás que sa­ber que a un pelo ri­za­do no le fun­cio­nan bien los rec­tos muy cor­tos, sal­vo que te sien­tas ca­paz de ha­cer­te ‘pa­ra siem­pre’ es­cla­va del se­ca­dor o la plan­cha.

Ha­blan­do de co­lo­res se lle­van los ru­bios ex­tre­mos, pla­ti­nos, nór­di­cos... To­nos tan fríos como el pla­tea­do, el sor­pren­den­te gris ca­si cano, que lle­gó por pri­me­ra vez en in­vierno y al que se apun­ta­ron al­gu­nas como Rihan­na, Lady Ga­ga o Ni­co­le Ri­chie. En la ca­lle no ha te­ni­do mu­chas adep­tas, por­que lo cier­to es que su­ma años, así que tie­nes que te­ner unas fac­cio­nes muy aniña­das pa­ra po­der lle­var­lo con es­ti­lo. Tam­bién to­man pro­ta­go­nis­mo los co­bres y los ro­ji­zos, así que vuel­ven las pe­li­rro­jas en to­das sus to­na­li­da­des. Son co­lo­res idea­les pa­ra mu­je­res de piel cla­ra, con ojos ma­rro­nes, ver­des, azu­les o miel. Las ac­tri­ces Sien­na Mi­ller o Em­ma Sto­ne ya han to­ma­do no­ta y lo lle­van. Si no te atreves con el pe­li­rro­jo por­que crees que es de­ma­sia­do ra­di­cal, com­bí­na­lo con unas me­chas ru­bias a mo­do de es de­cir, ti­ran­do a rubio en las zo­nas más cer­ca­nas al ros­tro. Te fa­vo­re­ce­rá más y su­pon­drá un cam­bio me­nos ra­di­cal si no es­tás acos­tum­bra­da.

Pa­ra ter­mi­nar con el co­lor, re­pi­ten los ro­sas y los co­lo­res pas­tel, azul y ver­de, pe­ro muy di­fu­mi­na­dos, efec­to la­va­do, como em­pol­va­dos. Son co­lo­res muy es­pe­cia­les, per­fec­tos pa­ra atre­vi­das. Pe­ro an­tes de dar­te uno de ellos, ten en cuen­ta que aunque en co­lo­ra­ción ca­si to­do es re­ver­si­ble si te po­nes en ma­nos de un buen pro­fe­sio­nal, es mu­cho más di­fí­cil acla­rar que os­cu­re­cer. Si du­das, re­cuer­da, el tono más cla­ro.

LAS ME­LE­NAS SE LLE­VAN POR DE­BA­JO DE LOS HOM­BROS Y DES­PEI­NA­DAS COMO SI ACA­BA­RAS DE LE­VAN­TAR­TE DE

LA CA­MA

mi­di

de.

long bob,

bob

mi­di

bron-

ce­le­bri­ties

hair con­tou­ring,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.