Cui­da­dos a los 50

Kris­tin Scott Tho­mas, la más fran­ce­sa de las ac­tri­ces bri­tá­ni­cas, irra­dia be­lle­za y ele­gan­cia a sus 55 años. ¿El se­cre­to? Equi­li­brio, te­ner los pies en la tie­rra y se­guir una ru­ti­na cos­mé­ti­ca im­pe­ca­ble con Lierac.

AR - - BELLEZA -

Ala ac­triz, que todos co­no­ce­mos por no le im­por­ta lo más mí­ni­mo que le pre­gun­ten cuán­tos años tie­ne: 55, y muy bien lle­va­dos. Es más, le en­can­ta pre­su­mir de la ex­pe­rien­cia vi­tal que el tiem­po nos da. Es de las que pien­san que aque­llo de que “la be­lle­za no tie­ne edad” es cier­to, y va más allá: “Creo que es un cli­ché. Real­men­te vie­ne del in­te­rior, y si nos cui­da­mos des­de el ex­te­rior, res­plan­de­ce”, cuen­ta Kris­tin Scott Tho­mas. Mé­ri­tos y pre­mios no le fal­tan: fue nom­bra­da ‘ca­ba­lle­ro’ de la Le­gión de Ho­nor en 2005, y con­de­co­ra­da por la rei­na Isa­bel II en 2015. Ade­más, ate­so­ra una no­mi­na­ción al Os­car por y ha tra­ba­ja­do en me­dio cen­te­nar de pe­lí­cu­las más (

pa­cien­te in­glés,

El

Se­gu­ra de sí mis­ma

y un lar­go et­cé­te­ra), pe­ro pa­sa­dos los cin­cuen­ta, como ella mis­ma afir­ma, “la fal­ta de pa­pe­les en Holly­wood es un desas­tre”. Por suer­te, su con­fian­za en sí mis­ma no ha mer­ma­do su au­to­es­ti­ma. Sin ob­se­sio­nes, el as­pec­to fí­si­co es pa­ra Kris­tin im­por­tan­te: “Ver­se gua­pa es sen­tir­se rea­li­za­da y que­rer­se. Al ha­cer­me ma­yor me he da­do cuen­ta de lo que eso sig­ni­fi­ca”, re­co­no­ce. Des­de lue­go, ele­gan­cia le so­bra. Más bien la de­rro­cha: no es so­lo por­que vis­ta bien, sino por­que sus gran­des ojos tur­que­sa, en con­tras­te con su piel blan­ca y per­fec­ta, irra­dian un mag­ne­tis­mo es­pe­cial.

El pa­cien­te in­glés

Cua­tro bo­das y un fu­ne­ral, Mi­sión im­po­si­ble

Kris­tin sa­be lo im­por­tan­te que es prac­ti­car yo­ga. De he­cho, se fue tres se­ma­nas a la In­dia pa­ra vi­vir

Sa­na de men­te y cuer­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.