Adel­ga­zar a la carta

Pan­to­rri­las, bra­zos, pe­cho y cin­tu­ra son las par­tes del cuer­po que más cues­ta tra­tar y man­te­ner. Des­cu­bre có­mo en­fren­tar­te a ellas con tra­ta­mien­tos es­pe­cí­fi­cos, las úl­ti­mas ci­ru­gías o los mé­to­dos más in­no­va­do­res.

AR - - BELLEZA - Tex­to: ES­PE­RAN­ZA JIMÉNEZ

Se­gún da­tos de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Me­di­ci­na Es­té­ti­ca (SE­ME), los tra­ta­mien­tos es­té­ti­cos es­tán de­jan­do de ser una prác­ti­ca re­ser­va­da a unos po­cos y han pa­sa­do a ser al­go ha­bi­tual en­tre los es­pa­ño­les. De he­cho, es­ti­man que en el pre­sen­te año el gas­to me­dio anual por per­so­na se si­tua­rá en torno a dos mil eu­ros. Los pa­cien­tes son ma­yo­ri­ta­ria­men­te mu­je­res por en­ci­ma de los 40 años, aunque ca­da vez se so­me­ten más a ellas los hom­bres. Por otro la­do, tien­de a ba­jar la edad en la que no­so­tras em­pe­za­mos los tra­ta­mien­tos.

Es­te au­men­to de la de­man­da ha he­cho que sur­jan nue­vas téc­ni­cas en res­pues­ta a los pro­ble­mas de al­gu­nas de las zo­nas del cuer­po más di­fí­ci­les de tra­tar. Cua­tro, en con­cre­to, son las que más preo­cu­pan a las es­pa­ño­las: pe­cho, pan­to­rri­llas, bra­zos y cin­tu­ra. Es­tas zo­nas ade­más son las más com­pli­ca­das, pe­ro es­te­ti­cis­tas, mé­di­cos es­té­ti­cos –que son pro­fe­sio­na­les que no rea­li­zan in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas pe­ro que sí ne­ce­si­tan esa ti­tu­la­ción pa­ra ma­ne­jar de­ter­mi­na­dos equi­pos o lle­var a ca­bo al­gu­nos tra­ta­mien­tos– y ci­ru­ja­nos plás­ti­cos –mé­di­cos con es­pe­cia­li­dad de Ci­ru­gía– de to­do el mundo lle­van tiem­po bus­can­do so­lu­cio­nes Y esas res­pues­tas es­tán lle­gan­do.

¿Me­di­ci­na es­té­ti­ca o ci­ru­gía?

De­pen­de del problema. Re­du­cir el gro­sor de unas pan­to­rri­llas y mo­di­fi­car la ma­ma, ya sea au­men­tar­la, re­du­cir­la o ele­var­la, pa­sa di­rec­ta­men­te por el qui­ró­fano. Sin em­bar­go, pa­ra re­ba­jar el con­torno y aca­bar con la gra­sa que a par­tir de los 40 se sue­le acu­mu­lar en la zo­na de la cin­tu­ra y los flan­cos no se re­quie­re ne­ce­sa­ria­men­te una li­po­suc­ción. Hay otras téc­ni­cas es­té­ti­cas me­nos agre­si­vas y que ter­mi­nan ofre­cien­do re­sul­ta­dos. Lo mis­mo su­ce­de con la fla­ci­dez de los bra­zos, que afec­ta a un 80 % de las mu­je­res y no se so­lu­cio­na so­lo con ejer­ci­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.