Haz ca­so de las se­ña­les

AR - - NUTRICIÓN -

La acu­mu­la­ción de gra­sa en el ab­do­men y la cir­cun­fe­ren­cia de nues­tra mu­ñe­ca son se­ña­les a te­ner en cuen­ta. La pri­me­ra in­ci­de ne­ga­ti­va­men­te en el sis­te­ma car­dio­vas­cu­lar. Por tan­to, una bue­na ba­rri­ga no de­be asociarse con fe­li­ci­dad y sa­lud. ¿Por qué? El doc­tor Ros­si lo ex­pli­ca: “Un ki­lo de gra­sa ab­do­mi­nal con­tie­ne unos 3 km de nue­vos ca­pi­la­res, de mo­do que una per­so­na con un exceso de ma­sa adi­po­sa de 10 kg en el ab­do­men, ten­drá unos 30 km de va­sos san­guí­neos más, con el con­si­guien­te es­fuer­zo del co­ra­zón pa­ra em­pu­jar la san­gre ha­cia de­lan­te”. Por otro la­do, la cir­cun­fe­ren­cia de la mu­ñe­ca de­ter­mi­na nues­tra cons­ti­tu­ción ósea: di­vi­de tu al­tu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.