Rein­ven­ta­da

AR - - VIAJES -

Re­no­var­se o mo­rir. Edur­ne Pa­sa­ban (To­lo­sa, 1973) lo sa­be. Fue la pri­me­ra mu­jer en al­can­zar en 2010 las ca­tor­ce cum­bres más al­tas del mundo, los ca­tor­ce ‘ ocho­mi­les’, y aho­ra cuel­ga las bo­tas pa­ra en­trar de lleno en el mundo em­pre­sa­rial: es pro­fe­so­ra en el Ins­ti­tu­to de Em­pre­sa, da char­las y con­fe­ren­cias por me­dio país, di­ri­ge su pro­pia agen­cia de via­jes de aven­tu­ra y una ca­sa ru­ral pa­ra bo­das y even­tos jun­to a su her­mano y su cu­ña­da. En la mon­ta­ña fue­ron años de lu­cha, su­pera­ción y apren­di­za­je en con­di­cio­nes ex­tre­mas, y qui­zás por ello le ha­ya re­sul­ta­do tan na­tu­ral rein­ven­tar­se. Edur­ne es­tre­na nue­va vi­da como em­pren­de­do­ra ale­ja­da de la mon­ta­ña. Las ca­tor­ce cum­bres no se le re­sis­tie­ron y los ne­go­cios tam­po­co.

De la mon­ta­ña uno no vi­ve, y me­nos pa­ra siem­pre...

De he­cho yo he vi­vi­do de la mon­ta­ña los úl­ti­mos tres años de ex­pe­di­cio­nes, de 2009 a 2011, que fue cuan­do em­pe­za­ron a in­tere­sar­se los gran­des pa­tro­ci­na­do­res... Pe­ro pa­ra ese en­ton­ces ya ha­bía he­cho on­ce ocho­mi­les por mi cuen­ta.

¿Y dón­de has en­con­tra­do esa co­ne­xión en­tre em­pre­sa y mon­ta­ña?

En reali­dad la mon­ta­ña y los ne­go­cios se pa­re­cen mu­cho. Am­bos per­si­guen un ob­je­ti­vo, como en mi ca­so eran los ca­tor­ce pi­cos. Cuan­do doy char­las en em­pre­sas in­ten­to dar­les las claves de lo que me lle­vó al éxi­to: hay que te­ner afán de su­pera­ción, am­bi­ción y pa­sión por lo que ha­ces. Ha­go bas­tan­te hin­ca­pié en la im­por­tan­cia del equi­po, en có­mo se li­de­ra un gru­po de al­to ren­di­mien­to y en al­go muy im­por­tan­te: có­mo en­con­trar la mo­ti­va­ción pa­ra se­guir cuan­do vuel­ves a ca­sa tras una ex­pe­di­ción fa­lli­da. Aho­ra doy cla­ses de li­de­raz­go en el Ins­ti­tu­to de Em­pre­sa y soy

en em­pre­sas de to­do ti­po.

Ade­más, tie­nes un par de pro­yec­tos más per­so­na­les en mar­cha.

Sí, es­tá Abe­let­xe, una ca­sa ru­ral y res­tau­ran­te a quin­ce mi­nu­tos de San Se­bas­tián que lle­vo jun­to a mi her­mano y mi cu­ña­da (www.abe­let­xe.com). Yo es­tu­dié in­ge­nie­ría, pe­ro en­tre ex­pe­di­ción y ex­pe­di­ción es­tu­ve nue­ve años tra­ba­jan­do en hos­te­le­ría pa­ra A la iz­quier­da, Edur­ne Pa­sa­ban de ex­cur­sión con su agen­cia de via­jes Ka­bi, que sig­ni­fi­ca en eus­ke­ra ‘K2’, como el fa­mo­so pi­co de 8.611 me­tros de al­ti­tud en el Hi­ma­la­ya, el sép­ti­mo ‘ocho­mil’ que al­can­zó la es­ca­la­do­ra. Ba­jo es­tas lí­neas, la fin­ca Abe­let­xe, el res­tau­ran­te y ca­sa ru­ral de la que es due­ña jun­to a su her­mano y cu­ña­da y que al­qui­lan pa­ra bo­das, reunio­nes fa­mi­lia­res y even­tos de em­pre­sa. Aba­jo Edur­ne, du­ran­te una con­fe­ren­cia.

spea­ker

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.