TONO APA­GA­DO

AR - - BELLEZA -

Es otra de las evi­den­cias de la ma­du­rez. Y el áci­do hia­lu­ró­ni­co se di­ce que es el ilu­mi­na­dor na­tu­ral. Pro­yec­ta la luz, por­que al apli­car­lo la piel es­tá hi­dra­ta­da, re­pul­pa­da, y re­cu­pe­ra el buen tono: ya no es­tá gri­sá­cea, sino que apa­re­ce son­ro­sa­da. Tam­bién atenúa los sig­nos de fa­ti­ga: el can­san­cio, la fal­ta de sue­ño y el es­trés ha­cen me­lla en el ros­tro en for­ma de bol­sas, oje­ras y en un tono ce­trino. Al uti­li­zar la mo­lé­cu­la su­per­hi­dra­tan­te, se pa­lían es­tos efec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.