El co­ra­zón de la pa­la­bra

El can­tau­tor co­mien­za el 1 de abril la gi­ra de pre­sen­ta­ción de ‘Me ma­ta si me ne­ce­si­tas’, su nue­vo e ín­ti­mo ál­bum. Una ca­ri­cia a nues­tra al­ma.

AR - - MÚSICA -

Tierno, nos­tál­gi­co, vi­ta­lis­ta y fres­co. Así es el vi­deo­clip de Se es­tre­chan en el co­ra­zón, una pre­cio­sa can­ción que au­gu­ra lo que nos trae Me ma­ta si me ne­ce­si­tas, el nue­vo ál­bum de Quique Gon­zá­lez. Y es que su au­tor, fiel a su pa­la­bra, ha cum­pli­do. Tal y como anun­ció, es­te dé­ci­mo tra­ba­jo es “el más emo­cio­nan­te” o. al me­nos, uno de los más de su ca­rre­ra –no po­de­mos ni que­re­mos ol­vi­dar al­gu­nos tan re­don­dos, como su Sa­li­tre (2001)–. Como ex­pli­có mien­tras aún lo es­ta­ba gra­ban­do, el nue­vo lan­za­mien­to “tie­ne otra in­ten­ción: es di­rec­to y me­nos os­cu­ro que los tres úl­ti­mos dis­cos”.

Lo que no cam­bia es su ta­len­to pa­ra la be­lle­za. Es su co­ra­zón y el de mu­chos de no­so­tros el que se en­cie­rra en fra­ses como “vol­ve­ré a los si­tios don­de nun­ca he es­ta­do como vuel­vo siem­pre al pun­to de par­ti­da”, de En el dis­pa­ra­de­ro, o “aho­ra ten­dré que sa­lir a bus­car­me al­guien que me arran­que de cua­jo la pe­na”, de Sa­li­tre. Es el ma­dri­le­ño un poeta ca­paz de ver la be­lle­za y dis­pa­rar­la con­tra no­so­tros, de to­car­nos el al­ma y de­jar­nos des­nu­dos an­te los sen­ti­mien­tos, sin que po­da­mos es­con­der­nos de ellos. Y lo lo­gra aun con te­mas re­ga­la­dos como aquel Aunque tú no lo se­pas, que com­pu­so pa­ra En­ri­que Ur­qui­jo y con el que to­da­vía hoy se nos ha­ce im­po­si­ble con­te­ner las lá­gri­mas, a pe­sar de tan­tas es­cu­chas. Con to­do es­to, ¡có­mo no acu­dir a la gi­ra, que arran­ca el 1 de abril en Pam­plo­na! To­das las fe­chas en www.qui­que­gon­za­lez.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.