40 años de punk

Cuan­do aque­llos in­con­for­mis­tas de los años se­ten­ta gri­ta­ban ‘no fu­tu­re’ no ima­gi­na­ban que aún hoy se se­gui­ría ha­blan­do de ellos.

AR - - ARTE -

Su ra­bia si­gue la­tien­do hoy, cua­tro dé­ca­das des­pués de su nacimiento en 1976. La es­cu­cha­mos en sus dis­cos, la ve­mos en el ar­te que nos de­ja­ron y que has­ta el mes de sep­tiem­bre lu­ce en una ex­po­si­ción en el MAC­BA de Bar­ce­lo­na, y la res­pi­ra­mos por­que es par­te de la he­ren­cia que nos ha to­ca­do. Y aun­que se ho­rro­ri­za­rían vien­do có­mo la mo­da ha trans­for­ma­do su re­bel­día en un uni­for­me de ta­chue­las e im­per­di­bles, aún al­can­za­rían a ver a mu­chos que como ellos si­guen re­be­lán­do­se con­tra los rí­gi­dos con­ven­cio­na­lis­mos. Y es que el punk siem­pre ha si­do y se­rá una ac­ti­tud: “Haz­lo a tu ma­ne­ra”, “re­cha­za los dog­mas”, “cues­tio­na lo es­ta­ble­ci­do”, y “des­pre­cia las mo­das y la so­cie­dad de ma­sas”.

Los due­ños de Sex

A fi­na­les de los se­sen­ta co­men­za­ron a sur­gir las pri­me­ras vo­ces de in­con­for­mis­tas an­te su ne­gro fu­tu­ro, de ahí su le­ma: “No fu­tu­re”. Eran jó­ve­nes y es­ta­ban dis­pues­tos a aca­bar con aque­llo como fue­ra. Era ne­ce­sa­rio pro­vo­car un cam­bio ra­di­cal. Pe­ro pa­ra que te es­cu­chen hay, pri­me­ro, que ser vis­to, y allí es­ta­ban Mal­colm McLa­ren y Vivienne West­wood, due­ños de Sex, una tien­da de ro­pa lon­di­nen­se que se es­pe­cia­li­zó en do­tar al mo­vi­mien­to punk de un look como el que lle­va­ron su co­la­bo­ra­do­ra, la mo­de­lo y ac­triz Jor­dan (Pa­me­la Roo­ke), y Johnny Rot­ten y Sid Vi­cious, de Sex Pis­tols.

Una vez se ha lla­ma­do la aten­ción ha­ce fal­ta te­ner cla­ras las ideas y re­fle­jar­las. Na­da me­jor pa­ra ello que el ar­te, don­de el punk apa­re­ce como una re­fe­ren­cia ex­plí­ci­ta en mu­chos ar­tis­tas: en los usos de ele­men­tos como el rui­do, la ti­po­gra­fía de re­cor­tes, el an­ti­di­se­ño y el feís­mo, o con la in­clu­sión de re­fe­ren­cias mu­si­ca­les ex­plí­ci­tas. Por su­pues­to, tam­bién se re­fle­ja en él una ac­ti­tud re­la­cio­na­da con la ne­ga­ción, la opo­si­ción y la des­truc­ción, como pue­des ver en Punk. Sus ras­tros en

Bas­quiat (iz­da.), Feld­mann y Jor­di Co­lo­mer, con su ins­ta­la­ción No Fu­tu­re, son al­gu­nos de los ar­tis­tas de la mues­tra del MAC­BA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.