AN­NA RIE­RA

Fir­mas pa­ra con­se­guir que Za­ra am­plíe sus ta­llas

AR - - EN PORTADA -

An­na tie­ne tan so­lo 18 años, pe­ro las ideas cla­ras. In­dig­na­da por­que los es­ca­pa­ra­tes de Lef­ties ex­hi­bían la mo­da en ma­ni­quíes de­ma­sia­do fla­cas, de­ci­ció em­pren­der una ac­ción en Chan­ge (la web de re­co­gi­da de fir­mas on­li­ne) pa­ra pe­dir que re­ti­ra­ran los ma­ni­quíes. Lo con­si­guió gra­cias a 112.000 fir­mas que le apo­ya­ron, y de­ci­dió em­pren­der la si­guien­te ac­ción: que Za­ra am­plíe sus co­lec­cio­nes más allá de la ta­lla 42. “De pron­to ví que se po­dían cam­biar las co­sas así”, nos di­ce An­na, que ase­gu­ra que no lu­cha por ella sino por una so­cie­dad más jus­ta. Tu in­ten­ción, más allá de ha­blar de ta­llas, ¿cuál es? Quie­ro que la gen­te de­je de ver las ta­llas gran­des co­mo al­go ne­ga­ti­vo. Si tie­nes una ta­lla gran­de no tie­nes que frus­trar­te por eso, aun­que ha­ya tien­das que te di­gan lo con­tra­rio. No es ma­lo te­ner una ta­lla gran­de, siem­pre y cuan­do es­tés sano. ¿Crees que las gran­des fir­mas dis­cri­mi­nan? Sí, pe­ro no so­lo ellos. Tam­bién Man­go, por­que te ha­ce ir a otra tien­da, a Vio­le­ta. El he­cho de que no ten­gan más ta­llas es una ma­ne­ra de de­cir “las ta­llas gran­des no me­re­céis ir a la mo­da”, y pa­ra mí es alar­man­te. ¿Có­mo crees que le afec­ta es­to a una chi­ca jo­ven? Frus­tra­ción. He vis­to a ami­gas mías muy afec­ta­das pre­gun­tán­do­se co­sas co­mo: ¿Por qué yo no?”. Me preo­cu­pa Sí, pe­ro lo que yo ha­go no es eso, y tam­po­co dis­cri­mino a gen­te del­ga­da. Quie­ro trans­mi­tir que ca­da fí­si­co es bo­ni­to y que vi­vi­mos en una so­cie­dad en la que los cuer­pos no tan del­ga­dos es­tán mal vis­tos. Ca­da uno es úni­co y es­pe­cial y no tie­ne sen­ti­do que sigamos así. ¿Qué han sig­ni­fi­ca­do pa­ra ti las reac­cio­nes de la gen­te? Va­lo­ro las crí­ti­cas por­que eso quie­re de­cir que es­toy to­can­do fi­bra. Tam­bién los co­men­ta­rios po­si­ti­vos: hay mu­chas chi­cas que me han es­cri­to pa­ra com­par­tir sus pro­ble­mas y me ha­la­ga. ¿Cuál crees que es el pro­ble­ma de la so­cie­dad? Son mu­chos fren­tes en es­te ca­so, pe­ro creo que no nos edu­can pa­ra ser crí­ti­cos. Te­ne­mos que de­jar de ser co­mo nos di­cen y em­pe­zar a acep­tar­nos ca­da uno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.