JOR­GE ACUÑA

AR - - PERSONAJE -

En las fa­cul­ta­des de ar­qui­tec­tu­ra los pro­fe­so­res sue­len re­co­men­dar a los alum­nos que nun­ca pro­yec­ten su pri­me­ra ca­sa pa­ra un co­no­ci­do por­que, lo más pro­ba­ble, es que la vi­vien­da es­té lle­na de de­fec­tos y la amis­tad di­fí­cil­men­te so­bre­vi­va al desas­tre. No le ocu­rrió eso a Jor­ge Acuña, a quien, a sus 24 años, dos ami­gas le con­fia­ron sus ves­ti­dos de no­via y el éxi­to fue tan uná­ni­me que el ga­lle­go se lan­zó a abrir su pro­pio ate­lier en Ma­drid. Han trans­cu­rri­do nue­ve años des­de aquel en­car­go, y Jor­ge Acuña se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te en la mo­da es­pa­ño­la, un nom­bre im­pres­cin­di­ble cuan­do ha­bla­mos del lu­jo de la ex­ce­len­cia en los te­ji­dos y la con­fec­ción, de pren­das he­chas a me­di­da con pri­mor: “Me gus­ta pro­fun­di­zar en con­cep­tos y lle­var­los ha­cia la ele­gan­cia, pe­ro sin per­der la crea­ti­vi­dad. Siem­pre bus­co ese equi­li­brio y quie­ro pen­sar que mi mo­da no es tan ele­gan­te co­mo pa­ra re­sul­tar de­ma­sia­do con­ser­va­do­ra ni tan crea­ti­va co­mo pa­ra que la gen­te no pue­da sen­tir­se gua­pa con ella“, afir­ma.

Juan­jo Oli­va, Car­men March y Sy­bi­lla son al­gu­nos de los di­se­ña­do­res es­pa­ño­les que cre­ye­ron en un ta­len­to que se ges­tó en la in­fan­cia: “De pe­que­ño, me pa­sa­ba el día di­bu­jan­do mu­je­res con ves­ti­dos y... ¡ca­ba­llos! Era al­go ob­se­si­vo. Mi ma­dre tu­vo la vi­sión de guar­dar­los, y hoy con­ser­va in­fi­ni­dad de car­pe­tas. Si echo la vis­ta atrás, creo

ma­de in Spain,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.