La chi­ca más fe­liz del mun­do

La se­vi­lla­na, que re­gre­sa a Es­pa­ña con nue­va se­rie, y qui­zás pa­ra siem­pre, po­ne voz a los Jue­gos Olím­pi­cos de Río de Ja­nei­ro.

AR - - (PERSONAJE) -

Ni en mis me­jo­res sue­ños pen­sé que me iba a pa­sar lo que me ha pa­sa­do”, re­co­no­cía una emo­cio­na­da Paz Vega al re­co­ger el pre­mio a su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal en el Fes­ti­val de Má­la­ga el pa­sa­do ma­yo. Lo cier­to es que, a sus 40 res­plan­de­cien­tes años, la ac­triz ema­na esa se­re­na sa­tis­fac­ción de aque­llos que cum­plen sus sue­ños. En su ca­so, una fa­mi­lia que ado­ra con pa­sión –tie­ne tres hi­jos jun­to a su ma­ri­do, Or­son Sa­la­zar– y una ca­rre­ra absolutamente im­pa­ra­ble.

Ade­más, es­ta se­vi­lla­na de na­ci­mien­to, “pe­ro ma­dri­le­ña de co­ra­zón”, man­tie­ne un idi­lio cons­tan­te con los flas­hes y la mo­da: “Vi­vo una re­la­ción de amor con la mo­da. Pa­ra mí es fun­da­men­tal. Me ayu­da a pro­yec­tar la ima­gen que quie­ro en ca­da mo­men­to”, con­fie­sa.

Paz ha si­do la en­car­ga­da de do­blar la ver­sión es­pa­ño­la de los cua­tro anun­cios que pro­mo­cio­nan los Jue­gos Olím­pi­cos de Río de Ja­nei­ro 2016. Ade­más, aca­ba ro­dar la se­rie

(Te­le­cin­co), con Stany Cop­pet y Je­sús de Cas­tro, don­de se ha pues­to el há­bi­to pa­ra me­ter­se en la piel de una mon­ja. No le ha he­cho fal­ta in­ves­ti­gar mu­cho pa­ra me­ter­se en el pa­pel: “¡Pa­sé to­da mi in­fan­cia en un co­le­gio de mon­jas!”, re­cuer­da.

Per­dó­na­me, se­ñor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.