“Hay una idea muy pla­tó­ni­ca de es­te mun­do, la gen­te so­lo ve lo bueno”

AR - - EN PORTADA -

A pe­sar de sus es­tu­dios de in­ter­pre­ta­ción y de un par de in­cur­sio­nes en la gran pan­ta­lla, con po­co más de 30 años, la hi­ja de la di­se­ña­do­ra Lydia Del­ga­do y el can­tau­tor Ser­gio Ma­ka­roff ha he­cho del ar­te y la mo­da su for­ma de vi­da. La he­mos po­di­do ver pin­chan­do en los Glo­bos de Oro de Mia­mi, ha co­la­bo­ra­do con mar­cas co­mo Ca­ro­li­na He­rre­ra y ella se de­fi­ne co­mo ar­tis­ta. A pe­sar de esa vi­da de en­sue­ño tie­ne muy cla­ro que lo su­yo es un tra­ba­jo.

¿Cuál es el se­cre­to pa­ra com­bi­nar tu tra­ba­jo con pa­sár­te­lo bien?

Ele­gir un tra­ba­jo que te gus­te y que te per­mi­ta desa­rro­llar tu pa­sión. Mu­chos pa­dres edu­can a sus hi­jos con la idea de que es­tu­dien al­go pa­ra ga­nar di­ne­ro, pe­ro co­mo eso no da la fe­li­ci­dad, el que tra­ba­ja de al­go que no le gus­ta es un in­fe­liz.

Sin re­des so­cia­les, ¿exis­tes?

To­tal­men­te. Exis­tir en In­ter­net es más fal­so que exis­tir en la vi­da real. Yo exis­tí mu­cho tiem­po so­lo en re­des y es­ta­ba ra­ra, tris­te, va­cía. Dis­fru­tar de los pequeños de­ta­lles de la vi­da es exis­tir al má­xi­mo.

Cuén­ta­nos co­mo es tu día a día.

Me le­van­to y ha­go yo­ga. Lue­go re­to­co fo­tos, es­cri­bo, pin­to y si ten­go que ha­cer al­gún post or­ga­ni­zo to­dos los de­ta­lles. Mos­trar so­lo ro­pa es abu­rri­do.

¿Qué que­rías ser de pe­que­ña?

En­vol­ve­do­ra de re­ga­los: me pa­re­cía un ar­te. Lue­go pin­to­ra, lue­go ac­triz y aho­ra soy to­do y na­da a la vez.

¿Có­mo con­se­guis­te que mar­cas FRPR <6/ R 5HHERN VH ¿MHQ HQ WL"

Yo so­lo soy yo y abo­go por la di­ver­sión, la ale­gría, el buen ro­llo, y qui­zá es­to atrai­ga a las mar­cas.

¿Qué hay que ha­cer pa­ra que 0DUF -DFREV WH LQYLWH D VX ¿HVWD"

Si no es al­go que te pa­sa de ma­ne­ra na­tu­ral, no lo fuer­ces. Tam­po­co te pier­des na­da no yen­do: que­dar­te en ca­sa le­yen­do es muy top.

¢,U D ¿HVWDV HV WUDEDMDU"

Cla­rí­si­mo. En mi tra­ba­jo ha­cer re­la­cio­nes pú­bli­cas es to­do. Ha­cer­se el sim­pá­ti­co y ha­blar con to­do el mun­do cuan­do no te ape­te­ce, por­que te has pe­lea­do con tu no­vio, es un es­fuer­zo. La gen­te so­lo ve lo bueno de es­ta vi­da. Hay una idea pla­tó­ni­ca de es­te mun­do. Res­tau­ran­te fa­vo­ri­to “Bar To­ma­te o cual­quie­ra del Gru­po Tra­ga­luz que se co­me de ma­ra­vi­lla”. Un vi­cio “El tea ti­me.Ten­go un ri­tual que ha­go ca­da día”. Pren­da in­dis­pen­sa­ble “El ki­mono. Me he com­pra­do seis en tres me­ses”. Un di­se­ña­dor “Lydia Del­ga­do, que ade­más es mi fuen­te de ins­pi­ra­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.