YO TEN­GO TDAH

AR - - PSICO - Tex­to: SO­NIA MU­RI­LLO

(y na­die me lo diag­nos­ti­có)

El tras­torno por dé­fi­cit de aten­ción con hi­per­ac­ti­vi­dad afec­ta hoy a un gran nú­me­ro de ni­ños, pe­ro ¿qué ocu­rre con los adul­tos que nun­ca fue­ron tra­ta­dos? Así es có­mo pue­des re­co­no­cer y con­tro­lar sus sín­to­mas. us ami­gos y fa­mi­lia­res te de­fi­nen co­mo ‘des­pis­ta­da’, ‘cu­lo in­quie­to’ o te di­cen que ‘siem­pre es­tás en las nu­bes’, y tie­nen ra­zón: te ol­vi­das las lla­ves, pier­des la no­ción del tiem­po y cuan­do te cuen­tan al­go pa­re­ce que no es­tás es­cu­chan­do. En el co­le­gio te cos­ta­ba mu­cho es­tu­diar, tar­da­bas más que tus ami­gas en pre­pa­rar un exa­men, eras un po­co tra­vie­sa y tus pa­dres so­lían cas­ti­gar­te a me­nu­do. Y fue así has­ta que en­con­tras­te al­go que te apa­sio­na­ba y te cen­tras­te en ello. Puede que nun­ca te ha­yas pa­ra­do a pen­sar­lo, pe­ro to­do in­di­ca que eres uno de esos mi­les de adul­tos con tras­torno por dé­fi­cit de aten­ción con hi­per­ac­ti­vi­dad (TDAH) sin diag­nos­ti­car.

Tran­qui­la, no tie­nes por qué asus­tar­te. Si has lle­ga­do has­ta es­te pun­to del re­por­ta­je es que tus ni­ve­les de aten­ción han me­jo­ra­do con la edad, y aho­ra tu TDAH no es más que un sín­dro­me: te in­cor­dia de vez en cuan­to, pe­ro has con­se­gui­do que no in­ter­fie­ra en tu vi­da dia­ria. Y no eres la úni­ca: per­so­na­jes co­no­ci­dos co­mo Jen­ni­fer Lawrence, Jus­tin Tim­ber­la­ke, Ryan

T

“Soy hi­per­ac­ti­vo e im­pa­cien­te. Es­toy siem­pre o muy arri­ba o muy aba­jo. Lo vi­vo to­do siem­pre con mu­chí­si­ma in­ten­si­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.