La cla­ve del MINDFULSEX

AR - - EN PORTADA -

Es una for­ma de mind­ful­ness apli­ca­da al sexo, que tam­bién re­sul­ta de lo más útil pa­ra lle­gar al clí­max y me­jo­rar tu ca­pa­ci­dad eró­ti­ca. Es­to es to­do lo que de­bes sa­ber pa­ra que se con­vier­ta en una de tus ha­bi­li­da­des pa­ra prac­ti­car en la ca­ma. Do­mi­nar­lo es más fá­cil de lo que crees.

* Res­pi­ra bien pa­ra re­la­jar te. La ten­sión y el es­trés no son bue­nos acom­pa­ñan­tes pa­ra una no­che de pla­cer. Lle­va tu aten­ción a la res­pi­ra­ción y me­di­ta du­ran­te unos mi­nu­tos an­tes de co­men­zar. Cuen­ta has­ta cin­co mien­tras ins­pi­ras y vuel­ve a con­tar mien­tras ex­pi­res. Si te sien­tes in­quie­ta o ner­vio­sa, re­pi­te el ejer­ci­cio du­ran­te tus re­la­cio­nes has­ta cal­mar­te.

* Sé cons­cien­te de tus mo­vi­mien­tos. El mind­ful­ness se ba­sa en es­tar pre­sen­tes, en pres­tar aten­ción a lo que ha­ces en ca­da mo­men­to. Si­gue tus ma­nos con tu mi­ra­da, per­ci­be las sen­sa­cio­nes de ca­da ca­ri­cia...

* Li­be­ra tu men­te. Se­gu­ro que al­gu­na vez te has acor­da­do de que no has pues­to la la­va­do­ra mien­tras es­ta­bas en la ca­ma con tu pa­re­ja. De­bes man­te­ner tu men­te ale­ja­da de cual­quier otro ti­po de dis­trac­ción y po­ner to­da tu aten­ción en el pla­cer. Cen­trar te en las zo­nas de tu cuer­po que es­tán sien­do es­ti­mu­la­das te ayu­da­rá a lle­gar al or­gas­mo y a que es­te sea más in­ten­so.

Ma­rian Be­ni­to ha desa­rro­lla­do su ca­rre­ra co­mo pe­rio­dis­ta es­cri­bien­do so­bre psi­co­lo­gía y se­xua­li­dad en di­ver­sas re­vis­tas. Gra­cias a su tra­ba­jo ha po­di­do com­pro­bar có­mo el ero­tis­mo do­mi­na nues­tras vi­das y ha re­co­pi­la­do to­das sus in­ves­ti­ga­cio­nes en es­te ma­nual im­pres­cin­di­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.