Ener­gías re­no­va­das PARAVOLVER A EM­PE­ZAR

Te en­se­ña­mos a crear jun­to a tus hi­jos una he­rra­mien­ta que te ayu­da­rá a en­con­trar tu oa­sis dia­rio de tran­qui­li­dad.

AR - - PARA WOMAN’S DAY -

El es­trés es­tá en tu men­te, por eso te pro­po­ne­mos que co­mien­ces a en­tre­nar­la pa­ra tran­qui­li­zar­te. Fran­cis­co Jo­sé Puer­tas, co­di­rec­tor de la Es­cue­la de Mind­ful­ness y P0si­co­lo­gía, afir­ma que el mind­ful­ness sir­ve, en­tre otras co­sas, pa­ra do­mar la men­te gra­cias a una téc­ni­ca de aten­ción en­fo­ca­da (a nues­tra res­pi­ra­ción, a una par­te del cuer­po, a un ob­je­to...). Por eso, crear al­go es­pe­cial pa­ra po­der prac­ti­car mind­ful­ness en fa­mi­lia qui­zás te ani­me a pa­sar al me­nos 10 mi­nu­tos al día con­cen­tra­da en ti. Es­ta téc­ni­ca tam­bién ayu­da­rá a tus hi­jos a ges­tio­nar y re­co­no­cer sus emo­cio­nes, lo que me­jo­ra­rá su ren­di­mien­to es­co­lar. Pa­ra ellos, un ta­rro de la cal­ma se­rá vues­tro me­jor alia­do. So­lo ne­ce­si­tas un ta­rro de cris­tal, agua tem­pla­da, pur­pu­ri­na de un co­lor y pe­ga­men­to bri­llan­te o acei­te pa­ra be­bés. El ob­je­ti­vo es agi­tar el ta­rro y con­cen­trar­se en có­mo ca­da co­po va ca­yen­do, de­jan­do que tu men­te se asien­te tam­bién y lo­gran­do un es­ta­do de bie­nes­tar. Te en­se­ña­mos a ha­cer­lo con un ví­deo en nues­tra web.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.