¿Te apun­tas al whis­king?

Se tra­ta de mez­clar una cre­ma ba­se o la tu­ya ha­bi­tual con con­cen­tra­do de prin­ci­pios ac­ti­vos pa­ra ob­te­ner me­jo­res re­sul­ta­dos.

AR - - BELLEZA -

La pa­la­bra vie­ne de whisk, un tér­mino usa­do pa­ra re­fe­rir­se a la ac­ción de ba­tir o mez­clar con las va­ri­llas en co­ci­na o re­pos­te­ría. Aho­ra se ha ins­ta­la­do en el dic­cio­na­rio beauty pa­ra de­fi­nir una téc­ni­ca que se ba­sa en mez­clar dos o más productos de be­lle­za pa­ra que jun­tos su­men más be­ne­fi­cios de los que ofre­cen por se­pa­ra­do. Y una va­rian­te del whis­king es es­ta nue­va cos­mé­ti­ca en la que a una cre­ma ba­se se le pue­den aña­dir dis­tin­tos eli­xi­res es­pe­cí­fi­cos y muy po­ten­tes, con un al­to ni­vel de nu­trien­tes y ac­ti­vos. El ob­je­ti­vo es una me­jo­ra vi­si­ble de la piel. Hay con­cen­tra­dos que pro­por­cio­nan luz, hi­dra­tan, ter­san, pu­ri­fi­can... Y tam­bién es­pe­cí­fi­cos pa­ra las dis­tin­tas zo­nas del cuer­po.

Por Via­les pa­ra mez­clar con la cre­ma de cuer­po Body

Pri­mer, de Se­pai, 60 €.

Am­po­llas con dis­tin­tas pro­pie­da­des, de Hau­te Cus­tom Beauty.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.