MAG­DA CAR­LAS: “Lo me­jor es co­mer las co­sas lo me­nos ma­ni­pu­la­das po­si­ble”

AR - - NUTRICIÓN -

Mag­da Car­las es­tu­dió me­di­ci­na y pron­to se es­pe­cia­li­zó en nu­tri­ción, un cam­po que la apa­sio­na: “Du­ran­te la ca­rre­ra me en­can­ta­ba con­tar ca­lo­rías”, ríe. Ac­tual­men­te co­la­bo­ra en di­ver­sos me­dios de co­mu­ni­ca­ción y for­ma par­te del de­par­ta­men­to de Nu­tri­ción de la Clí­ni­ca Eu­gin de Bar­ce­lo­na. Ha es­cri­to va­rios li­bros so­bre nu­tri­ción. El úl­ti­mo, El chef en ca­sa (Ed. Pla­ne­ta).

¿Cuá­les son las ba­ses de una bue­na die­ta?

No soy na­da fa­ná­ti­ca de nin­gu­na die­ta. De he­cho, no creo en nin­gu­na en con­cre­to ni en ali­men­tos mi­la­gro­sos. Hu­yo de los su­per­ali­men­tos. Hay mu­chas ma­ne­ras de co­mer bien y son dis­tin­tas se­gún la per­so­na, pe­ro to­dos es­ta­mos de acuer­do en que una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble pa­sa por ser va­ria­da, pre­do­mi­nan­te­men­te ve­ge­tal y ba­sa­da en ali­men­tos fres­cos.

¡Y que te gus­te!

¿El pla­cer es im­por­tan­te?

El ali­men­to so­lo co­mo nu­trien­te no me in­tere­sa. Co­mer de­be dar pla­cer y ale­gría. Sin es­ta con­di­ción, no jue­go.

Pues di­nos tu pla­to favorito.

Te di­ré mi re­ce­ta se­cre­ta: ca­ne­lo­nes de ju­día y ja­món de be­llo­ta con ma­yo­ne­sa ca­se­ra. Se sir­ven ti­bios. Los pre­pa­ro cuan­do ten­go in­vi­ta­dos.

¿Y una re­ce­ta sen­ci­lla y re­sul­to­na?

Tro­cea to­ma­te fres­co y pá­sa­lo por la sar­tén con moz­za­re­lla y oré­gano. Lue­go, cua­ja una tor­ti­lla. La ha­go a me­nu­do pa­ra ce­nar, ¡bue­ní­si­ma!

¿Cuál es tu co­ci­na fa­vo­ri­ta?

La ita­lia­na. Es bá­si­ca y pri­ma­ria, pe­ro de­li­cio­sa y de sa­bo­res que nos son muy fa­mi­lia­res. Tam­bién soy fan de la fran­ce­sa ac­tual y de la me­di­te­rrá­nea. Dis­fru­té de la co­ci­na me­di­te­rrá­nea de for­ma bru­tal en El Ce­ller de Can Ro­ca, pe­ro, cla­ro, so­lo pue­des ir una vez al año.

Tu ne­ve­ra es­tá lle­na de...

Ver­du­ra y fru­ta. Nun­ca fal­tan. Y siem­pre hay más pes­ca­do que car­ne. Soy po­co car­ní­vo­ra, con ex­cep­ción del ja­món de be­llo­ta.

¿Y pa­ra be­ber?

Be­bo agua, y por la no­che una co­pa de vino.

Si sa­les a ce­nar, ¿te pri­vas del pos­tre?

Si la ce­na no es co­pio­sa, no, pe­ro de­pen­de de su ca­li­dad. ¿Una ta­tin ma­ra­vi­llo­sa? ¡Ge­nial! ¿Un pos­tre de fá­bri­ca? Ni ha­blar. Y lo que ha­go mu­cho, y re­co­mien­do, es com­par­tir­lo.

¿Qué opi­nas de los productos light y los edul­co­ran­tes?

Creo que es me­jor co­mer las co­sas lo me­nos ma­ni­pu­la­das po­si­ble. Yo no con­su­mo sa­ca­ri­na. En mi ca­sa, na­da de edul­co­ran­tes.

¿Qué error co­me­te­mos a me­nu­do?

So­mos un país de sal y dul­ce. ¡ Hay es­tu­dios que de­mues­tran que in­ge­ri­mos el do­ble de sal de lo re­co­men­da­ble! El gus­to por lo dul­ce se pue­de re­edu­car pa­ra ba­jar los de­ci­be­lios. Me in­digno con las chu­che­rías: de­be­rían lle­var me­nos azú­car. Hay otros mun­dos, no nos que­de­mos en lo pri­ma­rio. De­be­ría­mos ir cam­bian­do ha­cia gus­tos más so­fis­ti­ca­dos.

¿Por ejem­plo?

El jen­gi­bre. Tie­ne un to­que pi­can­te muy in­tere­san­te que sir­ve igual pa­ra un zu­mo de fru­tas que pa­ra en­ri­que­cer un pla­to de ver­du­ra.

¿Te po­de­mos ver de vez en cuan­do en al­gún res­tau­ran­te de co­mi­da rá­pi­da?

¡No! So­lo fui en una oca­sión, pa­ra con­fir­mar que no de­bía vol­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.