NE­KA­NE Y VIR­GI­NIE: “Es­tá bien pe­car de vez en cuan­do”

AR - - NUTRICIÓN -

La em­pre­sa­ria Vir­gi­nie Ro­gé ex­pli­ca que se hi­zo ex­per­ta en zu­mos du­ran­te su eta­pa de es­tu­dian­te en Nue­va York, así que de­ci­dió bau­ti­zar los lu­nes co­mo día de­tox y em­pe­zar a in­ves­ti­gar re­ce­tas de li­cua­dos ca­da vez más atre­vi­das. Cua­tro años des­pués ha uni­do fuer­zas con la nu­tri­cio­nis­ta Ne­ka­ne Ullán pa­ra es­cri­bir Die­tox: re­se­tea tu cuer­po (Amat Edi­to­rial), un li­bro don­de ofre­ce pau­tas pa­ra de­pu­rar el or­ga­nis­mo a ba­se de li­cua­dos y una die­ta ade­cua­da. Su le­ma es lle­var un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble sin prohi­bir­te na­da.

De­cís un ‘no’ ro­tun­do a las die­tas es­tric­tas. ¿Por qué? Ne­ka­ne: To­tal­men­te. Con una die­ta es­tric­ta te aca­bas sin­tien­do mal. Te cam­bia in­clu­so el hu­mor.

Vir­gi­nie: Un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble im­pli­ca que no siem­pre tie­nes que ha­cer­lo to­do sa­lu­da­ble y per­fec­to. Es­tá bien pe­car de vez en cuan­do. Hay que bus­car un equi­li­brio.

En vues­tra ca­sa ¿qué pla­to se re­pi­te con más fre­cuen­cia? Vir­gi­nie: Se­gu­ra­men­te el tar­tar de sal­món. Sue­lo ha­cer siem­pre co­sas sen­ci­llas, sin mu­chas sal­sas. Y ca­si siem­pre pla­to único.

Ne­ka­ne: Yo si­go la ba­se de la co­ci­na vas­ca de mis pa­dres, pe­ro sim­pli­fi­can­do los pla­tos. Mu­cho gui­so, pes­ca­do, le­gum­bres... Cual­quier pes­ca­do del Can­tá­bri­co al horno o al pil­pil es una de­li­cia.

¿Cuál es vues­tro pla­to estrella? Vir­gi­nie: Pa­vo con pas­ta y cre­ma de múr­gu­las.

Ne­ka­ne: Be­ren­je­nas re­lle­nas.

¿Al­gún ali­men­to prohi­bi­do? Ne­ka­ne: En ge­ne­ral, pue­des co­mer de to­do, pe­ro sí es im­por­tan­te la coc­ción. La fri­tu­ra no es re­co­me­da­ble: me­jor co­ci­nar al horno. Vir­gi­nie: La cla­ve es­tá en te­ner un pro­duc­to de pri­me­ra ca­li­dad. Yo re­co­mien­do po­ca coc­ción. Una gam­ba ro­ja po­co echa con sal en­ci­ma es una de­li­cia.

¿Tam­po­co es­táis dis­pues­tas a eli­mi­nar los bo­ca­di­llos? Vir­gi­nie: No, eso es una exa­ge­ra­ción. Bien plan­tea­dos, son sa­lu­da­bles. Yo me pre­pa­ro uno de sal­món con agua­ca­te, pan in­te­gral fino y limón por en­ci­ma.

¿Co­méis fru­ta de pos­tre? Ne­ka­ne: No, pe­ro es por­que no me sien­ta bien, no por­que en­gor­de más. No hay nin­gún pro­ble­ma en ello

si a al­guien le ape­te­ce.

En el li­bro dais va­rias ideas de te­ra­pia de­tox. ¿Có­mo la ha­céis vo­so­tras? Vir­gi­nie: En­tre se­ma­na si­go una die­ta sa­lu­da­ble, y el fin de se­ma­na es lo que yo lla­mo open bar. Es decir, me per­mi­to al­gún ca­pri­cho. Los lu­nes, pa­ra com­pen­sar, ha­go día ex­clu­si­vo de li­cua­dos.

Ne­ka­ne: Yo ha­go una te­ra­pia de­tox tres días se­gui­dos al mes.

¿Cuál es vues­tro li­cua­do estrella? Ne­ka­ne: El de es­pi­na­cas, man­za­na, pi­ña, pe­pino y una cu­cha­ra­di­ta de se­mi­llas de chía. Es an­ti­oxi­dan­te y de­tox y ex­ce­len­te por la ma­ña­na, por­que da vi­ta­li­dad. Y, en ge­ne­ral, re­co­mien­do los li­cua­dos con más ver­du­ra que fru­ta. Así re­du­ces la can­ti­dad de azú­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.