“Las mu­je­res que re­ci­ben la ayu­da y el apo­yo que ne­ce­si­tan con­si­guen ser fe­li­ces de nue­vo”

AR - - 15 ANIVERSARIO -

Su mi­sión no en­tien­de de po­lí­ti­ca ni de economía. En­tien­de de abrir sus puer­tas a to­dos los que no han co­mi­do en va­rios días, de aco­ger a ni­ños y jó­ve­nes sin fa­mi­lia, de acom­pa­ñar la so­le­dad de mi­les de an­cia­nos y de ayu­dar a reha­cer sus vi­das a mu­je­res mal­tra­ta­das. Y lo ha­ce a tra­vés de su ONG Men­sa­je­ros de la Paz. El mal­tra­to le due­le es­pe­cial­men­te, y por ello tie­ne ac­ti­vo el Pro­gra­ma de aten­ción a mu­je­res víc­ti­mas de vio­len­cia de gé­ne­ro en Es­pa­ña y La­ti­noa­mé­ri­ca: “No hay na­da que me cau­se más do­lor que ver a es­tas mu­je­res mal­tra­ta­das con sus hi­jos, a ni­ñas em­ba­ra­za­das con 14 o 15 años, vio­la­das por miem­bros de su pro­pia fa­mi­lia. Es­to a ve­ces es más di­fí­cil que ver muer­tos”, ase­gu­ra. Y es que lo más du­ro a ve­ces no es la bo­fe­ta­da fí­si­ca, sino esa otra vio­len­cia in­vi­si­ble a los ojos, co­mo la do­mi­na­ción, el des­pre­cio, la fal­ta de res­pe­to, co­mo él mis­mo nos cuen­ta. Aun así, el Pa­dre Án­gel es op­ti­mis­ta: “Cam­pa­ñas co­mo es­ta son muy ne­ce­sa­rias. Las mu­je­res que re­ci­ben la ayu­da y el apo­yo que ne­ce­si­tan cam­bian y con­si­guen ser de nue­vo fe­li­ces”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.