“POR FIN SE VA­LO­RA AL DI­FE­REN­TE. SE CON­SI­DE­RA QUE ES­TÁ CAR­GA­DO DE VA­LO­RES”

AR - - TENDENCIA - Jo­sie, pe­rio­dis­ta de mo­da @jo­siet­wit­tean­do

¿Qué con­vier­te a una per­so­na en al­guien úni­co? Que no se vis­ta pa­ra los de­más, sino pa­ra sa­tis­fa­cer­se a sí mis­mo y plas­mar en ese look la fa­se vi­tal que atra­vie­sa, a cu­yas con­clu­sio­nes ha lle­ga­do tras un diá­lo­go con su men­te y con el es­pe­jo. El ex­cén­tri­co re­mue­ve cie­lo y tie­rra has­ta en­con­trar los ele­men­tos que lo de­fi­nan. ¿Son bue­nos tiem­pos pa­ra la ori­gi­na­li­dad?

Sí, por fin se va­lo­ra al di­fe­ren­te. Se con­si­de­ra que es­tá car­ga­do de va­lo­res y que es una in­fluen­cia po­si­ti­va.

¿Ser di­fe­ren­te es una bue­na es­tra­te­gia pa­ra triun­far en la vi­da?

Quie­ro pen­sar que sí, aun­que la ma­yo­ría nun­ca te en­ten­de­rá y te til­da­rá de fri­ki, aun­que en el fon­do no hay ma­yor ha­la­go. ¡Si te com­pren­den to­tal­men­te es que al­go no fun­cio­na! ¿Quié­nes es­tán en tu olim­po de la ex­cen­tri­ci­dad? Per­so­na­jes his­tó­ri­cos co­mo María An­to­nie­ta, que se pei­na­ba con ale­go­rías que sur­gían de su ca­be­lle­ra, y to­da la cor­te de Fran­cia la si­guió. O Luis II de Ba­vie­ra, que va­ció las ar­cas pa­ra cons­truir cas­ti­llos me­die­va­les que ins­pi­ra­ron los par­ques Dis­ney. Y su pri­ma Sis­si in­ven­tó las mas­ca­ri­llas y te­nía su pro­pio gim­na­sio. ¡Sin sus lo­cu­ras vi­sio­na­rias el es­ti­lo de vi­da a gran es­ca­la nun­ca hu­bie­ra arran­ca­do! En­tre lo ex­tra­va­gan­te y lo ano­dino, ¿con qué te que­das?

Lo ano­dino es bar­be­cho, res­pon­de a un har­taz­go o des­can­so de las ex­tra­va­gan­cias, que son el es­ta­do na­tu­ral de la vi­da. ¿Quién ha na­ci­do pa­ra ser ano­dino? Co­mo ano­dino li­ga­rás más, pe­ro ol­ví­da­te de pa­sar a la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.