El co­ci­ne­ro que rom­pió el mol­de

AR - - TENDENCIA -

Res­pon­de por Da­vid Muñoz. O Da­biz Muñoz. O Da­biz Di­ver­Xo. O el Xef. Por­que el co­ci­ne­ro ma­dri­le­ño se lla­ma co­mo le da la gana, igual que ha­ce to­do lo de­más: “Lo mío es rock and roll”, le gus­ta de­cir. Co­mo si fue­ra una es­tre­lla de la mú­si­ca, ado­ra la pro­vo­ca­ción, en to­dos los sen­ti­dos. Desafía la for­ma­li­dad que im­pe­ra tras los fo­go­nes lu­cien­do pier­cings, una in­con­fun­di­ble cres­ta (“La lle­vo des­de los 16, era al­go nor­mal en­tre los jó­ve­nes de mi ba­rrio, La Eli­pa”, di­ce) y ela­bo­ran­do una co­ci­na “via­je­ra y di­ver­ti­da que no de­ja in­di­fe­ren­te a na­die”, se­gún re­za en la Guía Mi­che­lin que le otor­gó su ter­ce­ra es­tre­lla en 2013. Muñoz no es­ca­ti­ma en ta­cos cuan­do ha­bla (mu­cho y rá­pi­do, por cier­to) y le en­can­ta ha­cer­se sel­fies con la len­gua fue­ra, pe­ro co­mo to­do heavy que se en­ter­ne­ce con una ba­la­da, él sa­ca al ro­mán­ti­co que lle­va den­tro cuan­do in­ter­cam­bia men­sa­jes con su mu­jer, la te­le­vi­si­va Cris­ti­na Pe­dro­che. Con ella se ca­só en va­que­ros y con ella inau­gu­ra res­tau­ran­tes por to­do el mun­do y co­rre ma­ra­to­nes. In­clu­so se per­mi­te el lu­jo de anun­ciar Mer­ce­des Benz. Es lo que tie­ne ser un trans­gre­sor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.