Sa­ca tu per­so­na­li­dad

Pien­sa un ins­tan­te: ¿es­tás sa­tis­fe­cha con la imagen que pro­yec­tas? ¿Te gus­ta­ría me­jo­rar­la? El coaching en imagen per­so­nal te ayu­da a po­ten­ciar tu au­to­es­ti­ma y sa­car­te el má­xi­mo par­ti­do. ¿Lis­ta pa­ra co­no­cer la me­jor ver­sión de ti mis­ma?

AR - - SUMARIO - Tex­to: Mª ÁN­GE­LES ARAGONESES

Sube tu au­to­es­ti­ma con el coaching en imagen per­so­nal.

Vi­vi­mos en una so­cie­dad en la que la imagen es un fac­tor muy importante, tan­to que es­tá es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­da con la va­lía per­so­nal y se ha con­ver­ti­do en si­nó­ni­mo de éxi­to”, se­ña­lan Ay­rín y Jo­sep Pons en el li­bro Coaching en imagen per­so­nal (Cú­pu­la): “Es in­jus­to, pe­ro es una reali­dad in­cues­tio­na­ble. To­dos te­ne­mos que so­por­tar per­so­nas me­nos pre­pa­ra­das o con peor ac­ti­tud que pre­va­le­cen gra­cias a su imagen”, co­men­ta Jo­sep. La bue­na no­ti­cia es que po­de­mos re­ver­tir esa si­tua­ción. “Las per­so­nas que acu­den a un coach bus­can un cam­bio vi­tal y desean rein­ven­tar­se por­que ini­cian un nue­vo pro­yec­to o cam­bian de es­ta­do ci­vil; por ejem­plo, un di­vor­cio. Sien­ten una fuer­te in­quie­tud por me­jo­rar su vi­da. La imagen es el hi­lo con­duc­tor, el pri­mer paso en la con­se­cu­ción de un ob­je­ti­vo”, ex­pli­ca Ay­rín. Pe­ro no lo es to­do: “No de­be­mos ol­vi­dar que nues­tra va­lía per­so­nal es quié­nes so­mos, nues­tra esen­cia. Si te­ne­mos un bi­lle­te de 50 eu­ros arru­ga­do, ¿su va­lor es in­fe­rior a uno nue­vo? La figura que so­ña­mos de­be ser la que nos per­mi­ta ex­pre­sar có­mo so­mos, la que co­nec­ta con nues­tra esen­cia y nos per­mi­te cre­cer en ca­da una de las áreas de nues­tra vi­da”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.