Edi­to­rial

AR - - SUMARIO -

Por Ana Ro­sa Quin­ta­na.

“Mu­je­res a las que la edad les ha da­do se­gu­ri­dad y ex­pe­rien­cia y quie­ren se­guir ha­cien­do co­sas

que su­pon­gan un desafío”

PRI­ME­RO FUE LA GE­NE­RA­CIÓN X, LUE­GO LOS baby boo­mers t aho­ra los mi­len­nials. Na­ci­dos en el fi­nal de los ochen­ta, han vi­vi­do el co­mien­zo de la era tec­no­ló­gi­ca y se han adap­ta­do a ella sin nin­gún es­fuer­zo. Han de­ci­di­do que tra­ba­jar es im­por­tan­te, pe­ro no quie­ren em­pleos in­de­sea­dos y tie­nen unos idea­les de vi­da que van mas allá del tra­ba­jo.

Te­ne­mos tam­bién los se­xen­nials, los na­ci­dos en­tre 1977 y 1983, en­tre la ge­ne­ra­ción X y los mi­len­nials. Cre­cie­ron en la era analó­gi­ca y es la ul­ti­ma ge­ne­ra­ción que re­cor­da­rá co­mo era la vi­da an­tes de In­ter­net, una ge­ne­ra­ción puen­te que vi­vió el na­ci­mien­to de la era di­gi­tal.

Y nos pre­gun­tá­ba­mos: “Y no­so­tras ¿que …enial so­mos?”. Pues ya lo te­ne­mos, so­mos una nueva ge­ne­ra­ción: las pe­ren­nials, mu­je­res y tam­bién hom­bres pa­ra los que la edad es so­lo un nú­me­ro y no tie­ne nin­gu­na im­por­tan­cia.

A par­tir de los 35 y has­ta el in­fi­ni­to, es­pe­cial­men­te mu­je­res que no pien­san en la edad de ju­bi­la­ción por­que quie­ren se­guir te­nien­do ex­pe­rien­cias, re­la­cio­nar­se en el tra­ba­jo con jó­ve­nes y se­guir apren­dien­do, y que se si­guen sin­tien­do jó­ve­nes y con pro­yec­tos. Es­pe­cial­men­te las mu­je­res que no creen que nos vol­va­mos invisibles ni a los 40 ni a los 50 ni a los 60. Y que ca­da vez más con­tro­lan pues­tos de­ci­si­vos en la so­cie­dad y en la po­lí­ti­ca.

Mu­je­res a las que la edad les ha da­do se­gu­ri­dad y ex­pe­rien­cia y quie­ren se­guir ha­cien­do co­sas que su­pon­gan un desafío, pro­bar, apren­der, ex­pe­ri­men­tar. Las pe­ren­nials se cui­dan, co­men sano, ha­cen ejercicio y, so­bre to­do, no se en­cie­rran en sus ca­sas pen­san­do que ya han cum­pli­do con su papel de ma­dre, es­po­sa o pro­fe­sio­nal.

Me apun­to a ser pe­ren­nial, y que na­die pon­ga fe­cha a mi com­pro­mi­so, mis ilu­sio­nes, mis ga­nas de ini­ciar nue­vos pro­yec­tos, de des­cu­brir nue­vas ex­pe­rien­cias y dis­fru­tar de la com­pa­ñía de co­le­gas jó­ve­nes, hi­jos o ami­gos de cual­quier edad, siem­pre que nos re­la­cio­ne­mos co­mo igua­les.

Aca­ba un año y me gus­ta la idea de que mu­chas mu­je­res nos una­mos pa­ra ayu­dar­nos y aca­bar con los ta­búes que nos han arrin­co­na­do. Las pe­ren­nials es­ta­mos aquí pa­ra que­dar­nos, ol­vi­dar­nos de los nú­me­ros y ha­cer­nos ca­da día mas vi­si­bles, y pa­ra se­guir dan­do mu­cha gue­rra mien­tras sin­ta­mos la cu­rio­si­dad, las ga­nas de vi­vir a to­pe y la ilu­sión de ini­ciar pro­yec­tos.

Fe­li­ces Na­vi­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.