¿A QUÉ HUE­LEN LAS MA­DRES?

AR - - EN CONTACTO - RO­SA­RIO

Así co­men­za­ba un ar­tícu­lo es­cri­to en AR ha­ce tres años. Has­ta hoy, no ha­bía en­con­tra­do el va­lor pa­ra es­cri­bir so­bre la en­fer­me­dad que pa­de­ce mi hi­jo: anos­mia, au­sen­cia del ol­fa­to. Cuan­do leí el ar­tícu­lo se me vino el mun­do a los pies. Da­ría lo que fue­se por que mi pe­que­ño su­pie­se oler y pu­die­se de­cir, co­mo re­za el tex­to, “hue­les a ma­má, el me­jor olor del mun­do”. Cues­ta es­cri­bir es­tas lí­neas, al igual que so­bre­po­ner­se an­te cual­quie­ra que co­men­te en voz al­ta lo agra­da­ble que es un de­ter­mi­na­do olor. Con es­to, me gus­ta­ría ha­cer un lla­ma­mien­to acer­ca de es­ta y otras en­fer­me­da­des ra­ras que, si bien im­po­si­bi­li­tan el día a día, tam­bién re­quie­ren de un tra­ta­mien­to especial. Des­de aquí so­lo quie­ro in­fun­dir­me un po­co de áni­mo sa­bien­do que, en el res­to de las esferas de su vi­da, mi hi­jo es un va­lien­te que in­ten­ta mi­rar ha­cia otro la­do y se­guir su día a día con las otras mu­chas fa­ci­li­da­des que la vi­da le ha da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.