AMARGO IM­PUES­TO

ARAL - - NEWS -

Ca­ta­lu­ña ha si­do la pri­me­ra Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma en Es­pa­ña que ha es­ta­ble­ci­do un im­pues­to a las be­bi­das azu­ca­ra­das si­guien­do las re­co­men­da­cio­nes de la OMS en su cru­za­da con­tra la obe­si­dad. De es­ta for­ma, el pa­sa­do 1 de ma­yo co­men­za­ba a apli­car­se en te­rri­to­rio ca­ta­lán el gra­va­men a la com­pra de be­bi­das azu­ca­ra­das en­va­sa­das, afec­tan­do a un ex­ten­so aba­ni­co de pro­duc­tos.

Aguas sa­bo­ri­za­das, be­bi­das ener­gé­ti­cas e iso­tó­ni­cas, be­bi­das de té y ca­fé, ba­ti­dos, be­bi­das de le­che con zu­mo de fru­ta, be­bi­das ve­ge­ta­les o néc­ta­res y zu­mos de fru­ta son los sec­to­res que se ven afec­ta­dos por una de­ci­sión que sus pro­mo­to­res po­lí­ti­cos defienden en aras de con­se­guir una me­jo­ra en la sa­lud pú­bli­ca, por la vía de la re­duc­ción del con­su­mo de azú­ca­res; aun­que la reali­dad es que to­da­vía no han ex­pli­ca­do con cla­ri­dad có­mo y en qué se em­plea­rán los 41 mi­llo­nes de eu­ros que es­tá pre­vis­to se re­cau­den anual­men­te.

La dis­con­for­mi­dad de los ám­bi­tos aho­ra afec­ta­dos no se ha he­cho es­pe­rar. Se con­si­de­ra un im­pues­to dis­cri­mi­na­to­rio y re­gre­si­vo, da­do que in­clu­ye so­lo a al­gu­nos pro­duc­tos y no a to­dos los que con­tie­nen azú­car, así co­mo a los gru­pos so­cio-eco­nó­mi­cos más des­fa­vo­re­ci­dos. Pe­ro tam­bién se des­ta­ca que crea in­cer­ti­dum­bre ju­rí­di­ca, ade­más de in­ci­dir ne­ga­ti­va­men­te so­bre las empresas y con­su­mi­do­res.

El fin re­cau­da­to­rio so­bre­vue­la so­bre es­ta de­ci­sión. Hay mu­chas du­das so­bre que los im­pues­tos so­bre ali­men­tos y be­bi­das cam­bien há­bi­tos o re­suel­van pro­ble­mas de sa­lud. El sec­tor fa­bri­can­te se mues­tra más fa­vo­ra­ble a apos­tar por la edu­ca­ción nu­tri­cio­nal y por asu­mir vo­lun­ta­ria­men­te com­pro­mi­sos que res­pon­dan a los cam­bios en los es­ti­los de vi­da y en las de­man­das de los con­su­mi­do­res, co­mo ha ve­ni­do ha­cien­do en los úl­ti­mos años. Así, el tri­bu­to ca­ta­lán da cla­ra­men­te la es­pal­da al he­cho cons­ta­ta­ble de que, por ejem­plo, la in­dus­tria es­pa­ño­la de be­bi­das re­fres­can­tes ha re­du­ci­do en un 23% el azú­car pues­to en el mer­ca­do des­de 2005 has­ta 2014, su­peran­do ya el ob­je­ti­vo fi­ja­do por la pa­tro­nal eu­ro­pea, UNESDA, que se si­túa en el 22% en el pe­rio­do 2000-2020. Una ini­cia­ti­va que po­si­cio­na, igual­men­te, a Es­pa­ña co­mo uno de los paí­ses des­ta­ca­dos en cuan­to a la dis­mi­nu­ción de azú­ca­res en Eu­ro­pa, cu­ya me­dia se si­túa en el 12%.

El nue­vo im­pues­to au­to­nó­mi­co no es no­ve­do­so. Ini­cia­ti­vas pa­re­ci­das se apli­can ya en paí­ses co­mo Fran­cia, Di­na­mar­ca, Mé­xi­co y en al­gu­nas zo­nas de Es­ta­dos Uni­dos....Y has­ta el Go­bierno es­pa­ñol se ha­bía plan­tea­do in­cluir­lo en los re­cien­te­men­te apro­ba­dos Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do, aun­que fi­nal­men­te se des­es­ti­mó. Un te­lón de fondo an­te el que las or­ga­ni­za­cio­nes de la ca­de­na de va­lor agroa­li­men­ta­ria -pro­duc­ción, in­dus­tria, dis­tri­bu­ción, hos­te­le­ría y res­tau­ra­ción- han al­za­do la voz al es­ti­mar que el gra­va­men au­to­nó­mi­co de­be ser re­cu­rri­do por el Go­bierno cen­tral an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal. La reivin­di­ca­ción se ba­sa en un re­cien­te es­tu­dio que con­clu­ye que la me­di­da au­to­nó­mi­ca no es con­for­me con las exi­gen­cias y li­mi­ta­cio­nes del prin­ci­pio de te­rri­to­ria­li­dad fis­cal o tri­bu­ta­ria y que es­ta­ble­ce des­in­cen­ti­vos a la des­lo­ca­li­za­ción de empresas, pre­sen­ta si­mi­li­tu­des con el IVA, ade­más de con­cul­car el prin­ci­pio de igual­dad y de ir en con­tra del de ca­pa­ci­dad.

Lo que pa­re­ce evi­den­te es que la en­tra­da en vi­gor de es­ta me­di­da pro­vo­ca­rá con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra el fun­cio­na­mien­to de la uni­dad de mer­ca­do, ade­más de las con­si­guien­tes car­gas pa­ra las empresas fa­bri­can­tes y sec­to­res tan es­tra­té­gi­cos co­mo el gran con­su­mo y la hos­te­le­ría o afi­nes. Sin du­da una amar­ga im­po­si­ción que ope­ra­do­res que han de­mos­tra­do ser tan in­no­va­do­res y di­ná­mi­cos pa­ra la economía es­pa­ño­la no me­re­cen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.